Ir al contenido principal

10 consejos para ayudar a combatir las náuseas matutinas

Los médicos no están seguros de qué causa las náuseas matutinas. La teoría más popular es que las náuseas matutinas son la reacción del cuerpo a la hormona del embarazo llamada gonadotropina coriónica humana (hCG), que se produce a niveles más altos durante el primer trimestre que en cualquier otro momento durante el embarazo. Y aunque se llaman "náuseas matutinas", en realidad pueden ocurrir a cualquier hora del día.

Las náuseas matutinas son un efecto secundario de un embarazo saludable y un bebé en desarrollo, pero pueden tener un costo nutricional para la mamá. Dado que una buena nutrición es crucial durante esta etapa de la vida, aquí hay algunos consejos para ayudar a combatir las náuseas matutinas y mantenerte lo más saludable posible:

  1. Evita los olores. Es probable que las hormonas del embarazo mejoren tu sentido del olfato, lo que puede hacer que las náuseas empeoren cuando te expones a ciertos olores. Identifica esos olores y evítalos cuando sea posible. 
  2. Come en pequeñas cantidades. Come porciones pequeñas y frecuentes cada dos horas durante el día. No bebas más de 4 onzas a la vez, y solo bebe entre comidas, no durante las comidas. Un estómago vacío a menudo empeora las náuseas.
  3. Siéntate derecha.. Después de comer o beber, no te acuestes por un tiempo incluso si realmente necesitas una siesta. La gravedad ayudará a prevenir las náuseas y el reflujo. 
  4. Remedios de caramelo. Mantén un alijo de caramelos de jengibre, gotas de limón o mentas cerca.  Estos alivian las náuseas de algunas mujeres. 
  5. Toma líquidos transparentes. Si te resulta difícil mantener cualquier cosa en el estómago, concéntrate en líquidos transparentes que NO estén muy azucarados. Agua, té, refresco de jengibre y Gatorade se encuentran entre los mejores. ¡Mantente hidratada! 
  6. Congélalo. Si te resulta difícil no vomitar los líquidos, intenta congelar la leche, el jugo o el agua. El frío adormece la parte posterior de la boca y te quita el mal sabor y la sensación que provocan náuseas.
  7. Mantenlo blando. Los almidones blandos, como los panes, el arroz o la pasta, que se metabolizan rápidamente, son a menudo las mejores opciones. Concéntrate en almidones no grasos como tostadas secas, galletas saladas, papas horneadas y pretzels horneados simples. Evita los alimentos muy condimentados o grasosos y las verduras que producen gas como la col. Las frutas no ácidas como melocotones, peras y plátanos suelen ser bien toleradas.
  8. Agrega más variedad después. Mantenlo sencillo a primera hora de la mañana, pero si las náuseas tienden a disminuir más tarde en el día, trata de comer carnes, quesos y otros productos lácteos que te resulten apetitosos.
  9. Suplemento. Considera tomar vitaminas para complementar la dieta. La vitamina B-6 es otro calmante abdominal común y seguro. Lamentablemente, el hierro en las vitaminas prenatales también puede empeorar las náuseas (especialmente con el estómago vacío). Un multivitamínico masticable para adultos con ácido fólico puede ayudar.
  10. Consume nutrientes. Una vez que hayas pasado lo peor de tus náuseas matutinas (después del primer trimestre para muchas), consume tantos alimentos saludables como sea posible: frutas y verduras coloridas, proteínas magras y alimentos con mucho calcio, hierro y zinc.

Recuerda que las náuseas matutinas desaparecerán. Si experimentas vómitos excesivos y no puedes mantener los alimentos en el estómago, habla con tu médico. 

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?