Ir al contenido principal

10 Consejos para la Seguridad en el Agua

Las piscinas y los lagos son una forma divertida de mantenerse frescos y disfrutar del tiempo al aire libre, pero también pueden ser zonas peligrosas para los niños. Considera que el ahogamiento es la causa principal de muerte por lesiones para los niños de 1 a 14 años. De hecho, tres niños mueren cada día por ahogamiento. Por tanto mantén a tus hijos seguros alrededor del agua con estos 10 consejos:

  1. Los niños pueden ahogarse en unos centímetros de agua. Las bañeras, las cubetas e incluso los inodoros representan un riesgo de ahogamiento. Conserva cerradas las tapas de los inodoros. Guarda las cubetas y bañeras vacías boca abajo para que no acumulen agua.
  2. Ahogarse puede ser muy silencioso. No creas que escucharás si un niño está en peligro. Los niños pueden ahogarse en pocos minutos sin salpicaduras ni ruido.
  3. Mantén una supervisión constante de los niños alrededor del agua. Designa a un adulto para que vigile a los niños en todo momento. En última instancia, es responsabilidad de los padres o cuidadores, no del socorrista, supervisar a un niño que nada. Evita distracciones de la supervisión, como leer, mirar el teléfono/tableta, preparar alimentos o beber alcohol.
  4. Insiste en que tu hijo use un chaleco salvavidas aprobado por la Guardia Costera o un dispositivo de flotación personal (DFP) alrededor de masas de agua naturales. Las ayudas de flotación infladas (como alas de agua o flotadores de piscina) no cuentan como DFP y no protegen contra ahogamiento. Verifica que se utilice el equipo adecuado o trae el tuyo propio.
  5. Aprende RCP. Si un niño traga agua, los minutos importan y la reanimación se debe iniciar inmediatamente.
  6. Elimina los juguetes de las áreas de la piscina y sus alrededores para que los niños no se sientan tentados a acercarse al área de la piscina para jugar.
  7. Inscribe a tu hijo en clases de natación, y asegúrate de que aprendan las cinco habilidades de supervivencia en el agua:
    Salta al agua con una profundidad mayor a tu altura y vuelve a la superficie.
    Flota o desplázate por el agua durante un minuto.
    Gira en círculo completo y encuentra una salida del agua.
    Nada 25 yardas hasta la salida.
    Sal del agua. Si estás en una piscina, ser capaz de salir sin usar la escalera.
  8. No asumas que un niño que ha tenido clases de natación es inmune a ahogarse. Casi la mitad de los niños de 10 a 17 años que se ahogaron en una piscina sabían nadar.
  9. Las piscinas domésticas deben tener al menos una cerca cerrada de 4 pies de altura y una puerta de cierre automático. El pestillo de la puerta debe estar lo suficientemente alto como para que los niños no puedan alcanzarlo. La cerca de aislamiento (es decir, la cerca que separa y encierra la piscina del resto del patio) es más eficaz que la cerca perimetral (donde la piscina y el patio están cerrados juntos). Para piscinas sobre el suelo, retira las escaleras de acceso cuando no las utilices.
  10. Las cubiertas de piscina y las alarmas de puerta pueden agregar protección adicional, pero no deben usarse en lugar de una cerca.

FUENTES:
1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
2. Niños seguros en todo el mundo
3. Coalición para la Prevención de Ahogamientos de Arizona

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?