Ir al contenido principal

10 ejercicios que puedes hacer en la oficina

296x223-ca-business-people-walking-up-stairs-caucA veces nos vemos tan atrapados en nuestra jornada laboral que apenas nos movemos de nuestro escritorio. Eso es bueno para nuestra productividad; malo para nuestro cuerpo. Es importante que mantengamos nuestro cuerpo en movimiento. Hacer ejercicio todos los días durante 30 minutos, o incluso una hora, no importará si te vas a quedar sedentario las otras 23 horas del día.

Es posible que tu oficina no tenga un gimnasio disponible, pero puedes hacer ejercicios incluso sin uno. Cuando te mueves, se bombea más sangre por tu cuerpo, nutriendo tus órganos, en especial tu cerebro. Y es menos probable que te des de frente contra el letargo de la tarde.

10 Ejercicios para hacer en la Oficina 

  1. Evita el ascensor. Subir las escaleras en lugar de usar el ascensor es una manera estupenda de quemar algunas calorías adicionales. Puedes quemar hasta 15 calorías por cada tres tramos de escaleras. Y aunque eso puede no parecer muy impactante, recuerda que los cambios pequeños se suman cada día y cada semana. Y un bono: los estudios demuestran que los botones de ascensor tienen todo tipo de virus que definitivamente quieres evitar (como la gripe).
  2. Toma el camino largo a las reuniones. Al principio puede confundir a tus compañeros de trabajo, pero pronto verán los resultados de tu estrategia.
  3. Establece un dispositivo de seguimiento de la actividad. No tiene que ser el más avanzado en tecnología, solo uno que haga un seguimiento de tus pasos para que puedas desafiarte a ti mismo para alcanzar tu objetivo diario. Reúne a un grupo en el trabajo para un concurso amistoso de “pasos”. Es más probable que alcances los objetivos cuando agregas el seguimiento de otros a la combinación.
  4. Hacer estocadas en tu lugar. Las estocadas se enfocan en los cuádriceps e involucran músculos adicionales como glúteos, isquiotibiales pantorrillas y  músculos del tronco, lo que las convierte en un ejercicio de alto impacto  para tonificar la parte inferior del cuerpo. 
  5. Asiento de pared. Es exactamente como suena: te sientas contra una pared y te deslizas hasta donde te atrevas y aguantas por lo menos hasta contar 20. Este es difícil, así que prepárate.
  6. Barras con silla. No queremos dejar esos brazos fuera de la jugada. Siéntate/ponte medio de pie en la silla con las manos sujetando los posabrazos. Usando tu propio peso, baja los brazos y enderézalos, haciéndolo por lo menos 15 veces. Consejo profesional: asegúrate de tener la silla sujeta en su lugar.
  7. Suelta ese teléfono. En lugar de llamar a alguien de tu oficina, visítalo en persona. Eso te obliga a levantarte y te mantiene conectado con tus compañeros de oficina.
  8. Levantamiento de piernas. Sentado en tu silla, levanta una pierna paralela al suelo. Repite 15 veces.
  9. Saltos de tijera. Conoces este; lo has hecho desde el jardín de niños. Es un excelente recargador al mediodía.
  10. Estiramiento. Es tan importante como el trabajo que estás haciendo. Abre el pecho poniendo las manos detrás de la espalda; gira el cuello; levanta las manos hacia el techo. Haz todo lo que se sienta bien. Y recuerda inhalar profundamente y exhalar profundamente para obtener los máximos beneficios.

Bono: siéntate siempre con la columna recta. Es bueno para la salud de los órganos y la circulación sanguínea.

Solo con aumentar tu actividad física diaria, podrías quemar hasta 300 calorías adicionales al día. Estos pequeños consejos te harán moverte, pero para un cambio real, recuerda comer bien y comenzar a reemplazar cualquier mal hábito por otro bueno.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?