Ir al contenido principal

12 alimentos a evitar durante el embarazo

Una de las preguntas más comunes que se hacen a los obstetras es qué comer y qué alimentos evitar durante el embarazo. El embarazo es un momento en la vida de una mujer en el que debe recibir todas las vitaminas, minerales y nutrientes necesarios. La mayor parte de una dieta durante el embarazo  debe estar conformada por una amplia variedad de alimentos saludables e incluir frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras, productos lácteos bajos en grasas y grasas saludables.

Los antojos son una parte normal de cualquier embarazo y en la mayoría de los casos, está bien darse el gusto (simplemente no en cada comida). Si bien estás "comiendo por dos", eso no significa el doble de calorías. La mayoría de los médicos recomiendan un promedio de 300 calorías adicionales para alimentar tu cuerpo cambiante. Cuando pienses en qué comer para tener un embarazo saludable, también es importante recordar qué alimentos y bebidas debes evitar mientras esperas a tu pequeño.

Esta es una lista de los alimentos que debes evitar durante el embarazo (o disminuir):

1) Alcohol – No se conocen umbrales seguros para el consumo de alcohol durante el embarazo. Es mejor evitar todas las formas de alcohol que incluyen vino, cerveza, licor, bebidas a base de vino y ponche de huevo tradicional.

2) Cafeína – Una cantidad moderada de cafeína es segura durante el embarazo. Limita el consumo a 200 miligramos al día, o una taza de café de 12 onzas al día. Recuerda que la cafeína también se encuentra en refrescos, té, chocolate y bebidas energéticas.

3)  Leche y queso sin pasteurizar – La listeria, un tipo de bacteria, puede crecer en productos lácteos no pasteurizados y puede ser peligrosa tanto para la madre como para el bebé. Siempre lee la etiqueta y compra solo leche y queso que indiquen que han sido pasteurizados. Cuando salgas a cenar, pregunta antes de comer.

4) Fiambres, paté y perros calientes – Una vez más, la listeria es la culpable aquí, ya que puede seguir creciendo en tu nevera. Puedes hacer que estos alimentos sean seguros calentándolos hasta que echen vapor y comiéndolos de inmediato.

5) Pescado con mercurio – En general, el pescado es una excelente fuente de proteínas durante el embarazo, pero evita los pescados que tienden a tener grandes cantidades de mercurio. Estos incluyen al pez espada, pez teja, tiburón y caballa real. Puedes comer hasta 12 onzas de frutos del mar a la semana cuando eliges fuentes con bajo contenido de mercurio, como salmón, bacalao, bagre, tilapia, platija y atún enlatado ligero. Si comes atún blanco, limítalo a seis onzas por semana.

6) Carne cruda o poco cocida – Ahora no es el momento de comer filetes y hamburguesas crudos, ya que pueden albergar toxoplasmosis. Cuando salgas a comer, la carne debe estar muy caliente y bien cocida. En casa, la temperatura para cortes enteros debe ser de 145 grados F, 160 grados F para carnes molidas como hamburguesa y 165 grados F para pechugas de pollo.

7) Mariscos y frutos del mar crudos – El sushi crudo está prohibido durante el embarazo, ya que puede ser una fuente de bacterias y parásitos dañinos. No ingieras ostras crudas, pero si las ostras se cocinan bien, son seguras para comer. Al comer ostras, almejas y mejillones, asegúrate de que las conchas estén abiertas antes de comer. Si las conchas no se abren, no te las comas.

8) Frutos del mar ahumados – Similar a las carnes de deli, los frutos del mar ahumados refrigerados son vulnerables a la Listeria. Es mejor evitar salmón, trucha, lox, atún o caballa ahumados, a menos que estén en una comida cocida.

9) Frutas y verduras sin lavar – Ahora es el momento de comer muchas frutas y verduras, sin embargo, asegúrate de lavarlas bien con agua corriente para evitar la toxoplasmosis. No uses jabón para vajillas; en su lugar, frota la superficie con un pequeño cepillo para frutas/verduras. Corta cualquier área dañada o magullada. Al comer melones, lávalos y sécalos antes de cortarlos.

10) Brotes crudos – Las bacterias pueden crecer en las semillas antes de que los brotes comiencen a crecer y son casi imposibles de lavar. Evita la alfalfa cruda, el trébol y los brotes de rábano.

11) Jugo recién exprimido – Algunos de estos jugos pueden albergar E. coli y salmonela. Al comprar jugo, asegúrate de que sea pasteurizado.

12) Huevos crudos – A menos que los huevos digan que están pasteurizados, no comas nada con huevos crudos debido al riesgo de salmonela. Los alimentos comunes con huevos crudos incluyen mayonesa casera, aderezo César, salsa holandesa y sí, incluso la masa de galletas cruda.

Si hay otros alimentos que te parezcan cuestionables, pregunta a tu obstetra si son seguros. ¡Feliz comida!

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?