Ir al contenido principal

6 mitos sobre la cirugía de pérdida de peso

La pérdida de peso quirúrgica puede ser una opción exitosa para aquellas personas que a lo largo de los años han probado muchas dietas sin conseguir mantenerse en un peso saludable. Sin embargo, se le presta mucha atención a los mitos sobre la pérdida de peso quirúrgica. A continuación, rompemos seis mitos comunes sobre la cirugía bariátrica.

Mito número 1: La cirugía es una “excusa”. 
No es cierto. Para que una cirugía bariátrica sea exitosa, los pacientes sometidos a dicho tratamiento deben estar mentalmente preparados. Además de la preparación mental, los pacientes deben seguir estrictas pautas dietéticas durante seis semanas después de la cirugía y luego continuar siendo diligentes sobre el volumen de alimentos, las opciones, la ingesta de vitaminas y el aumento del ejercicio para el resto de sus vidas con el fin de perder el exceso de peso corporal y mantenerlo fuera a largo plazo. La cirugía bariátrica ayuda a perder peso, pero se requiere un compromiso a largo plazo.

Mito número 2: La cirugía de pérdida de peso es demasiado costosa. 
Si bien el precio del pago en efectivo puede ser alto, muchas personas tienen cobertura de seguro para la cirugía de pérdida de peso. Si tu plan cubre la cirugía de pérdida de peso y cumples con las pautas para obtener la aprobación, entonces solo se te pedirá que pagues tu deducible o coseguro. 

Mito número 3: Realmente no te ayudará a vivir más tiempo. 
Los estudios han encontrado que realizarse la cirugía de pérdida de peso puede reducir drásticamente el riesgo de muerte por cáncer o enfermedad cardiovascular. No solo podrías vivir más tiempo, sino que es probable que tu calidad de vida mejore.

Mito número 4: No podrás tener hijos. 
Es más probable que las mujeres obesas no puedan concebir debido a factores relacionados con la menstruación y la ovulación. También tienen un alto riesgo de complicaciones si quedan embarazadas. Las pacientes que se han sometido a la cirugía para bajar de peso pueden concebir más fácilmente y tienen menos probabilidades de tener diabetes gestacional, según un estudio sueco publicado en el New England Journal of Medicine.

Mito número 5: Aumentará tu riesgo de otros problemas de salud. 
Si bien los pacientes tienen que vigilar su ingesta nutricional después de la cirugía, el riesgo real no es mayor que el de someterse a una cirugía de vesícula biliar. La cirugía de pérdida de peso también reduce el riesgo de otras enfermedades crónicas, incluidas la diabetes y las enfermedades cardíacas, al tiempo que mejora afecciones como la apnea del sueño y el asma.

Mito número 6: Tendrás el mismo riesgo de aumentar de peso. 
Después de la cirugía de pérdida de peso, el intestino se llena de bacterias saludables que pueden ayudar a metabolizar la grasa, mejorar el sistema inmunitario y reducir la inflamación. Según un estudio realizado por investigadores suecos, estos cambios en las bacterias pueden durar una década. Además de estos cambios, la educación, el apoyo y la anatomía de la cirugía en sí pueden tener un efecto duradero en un individuo que mantiene un peso saludable.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?