Ir al contenido principal

7 maneras de tener un regreso a clases saludable

Regresar a la escuela en otoño puede ser un poco desagradable. Para regresar a la rutina lo más saludable posible - y mantenerse saludable – considera los siguientes siete consejos:
  1. Ajusta tu sueño – Si tu familia ha tenido el hábito veraniego de acostarse tarde y dormir hasta tarde, puedes ayudarles a ajustar su horario antes de que termine el verano. Aproximadamente dos semanas antes del primer día de escuela, acuéstense antes y despierten gradualmente más temprano. Luego, sigan con el plan cuando comience la escuela para que tu hijo duerma lo suficiente. Los fines de semana no deben ser para ponerse al día con el sueño perdido.
  2. Desayuna saludablemente – Comienza el día con buena alimentación para ayudar con la concentración y el equilibrio del ánimo. Desayunar también puede ayudar a controlar el peso, ya que evitar una sensación de hambre excesiva. Y recuerda que también es importante lo que comen tus hijos. Más proteínas y fibra, y menos azúcar pueden ayudar con la atención, la concentración y la memoria.
  3. Elimina el estrés – Los niños tienen muchas cosas en la cabeza. Las calificaciones, la tarea, las actividades e incluso las noticias mundiales pueden provocar estrés. Para ayudar a reducir el estrés, considera los detalles de la escuela para que tu hijo esté preparado. Anota cosas como horarios, nombres, el número o la combinación del casillero o los números de teléfono. Prepara ropa, tareas, libros, suministros e incluso el almuerzo o refrigerio la noche anterior para evitar una pelea de último minuto.
  4. Considera el peso de la mochila – Los médicos recomiendan que los niños no lleven más del 10 al 15 por ciento de su peso corporal en su mochila. Eso no es tanto como parece si un niño tiene varios libros o suministros. Los niños deben usar ambas correas para equilibrar el peso en lugar de una sola correa sobre el hombro.
  5. Aprueba los medicamentos – Si tu hijo necesita tomar medicamentos en la escuela, incluso para ayudar con un dolor de cabeza ocasional, entonces la escuela necesita el permiso de un padre, tutor o médico. Encárgate de aprobar los medicamentos antes de que tu hijo los necesite y alerta a la escuela de cualquier condición, como alergias alimentarias, asma o diabetes.
  6. Haz un plan de tareas – Comienza bien el año creando un lugar y tiempo estructurados para hacer las tareas e intenta seguirlos. Ayuda a que los niños se enfoquen al no tener televisión o redes sociales durante el tiempo de tareas. Enséñale a tus hijos lo que se necesita para ir preparado a aprender. Estarán agradecidos cuando llegue la hora de las calificaciones.
  7. Escucha con atención – En nuestro ajetreado mundo, es fácil realizar múltiples tareas. Resiste la tentación y detente a escuchar verdaderamente, haciéndole saber a tu hijo que te importa lo que él o ella tiene que decir. Nada dice: "te quiero” como el contacto visual, la escucha activa y la conexión con lo que el niño tiene que decir.
Un nuevo año escolar trae nuevos desafíos, y algunos niños son mejores para las transiciones que otros. Los padres que se adelantan al proceso pueden facilitar los cambios, haciendo que todo sea más fácil para todos.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?