Ir al contenido principal

Angioplastia

El objetivo de una angioplastia es desbloquear la arteria y restaurar el flujo sanguíneo al corazón. Otros nombres para una angioplastia son Intervención coronaria percutánea (PCI) y Angioplastia coronaria transluminal percutánea (PTCA).

¿Cuándo necesitas una angioplastia?

En muchos casos, un ataque cardíaco ocurre porque las arterias que suministran sangre al corazón se estrechan o bloquean. Tal vez una sustancia como un coágulo de sangre, grasa o calcio se ha acumulado con el tiempo, y finalmente la obstrucción se vuelve tan grave que la cantidad necesaria de sangre no puede llegar al corazón. El corazón lucha para obtener oxígeno que se supone que la sangre debe suministrar.

Cuando eso sucede, la atención médica inmediata es esencial. Llegar a una sala de emergencias es la prioridad número 1. Los médicos de emergencia pueden diagnosticar rápidamente un ataque cardíaco y llamar a un especialista en atención cardíaca. Si la causa es una obstrucción como la descrita anteriormente, el especialista en atención cardíaca puede realizar una angioplastia de emergencia. El objetivo es realizar una angioplastia tan pronto como sea posible; los minutos son preciosos en esta situación.

¿Emergencia o programación?

Para algunos pacientes, la angioplastia puede ser un procedimiento programado. Tu médico puede remitirte a un especialista en atención cardíaca, quien determina que se está formando una obstrucción y requiere tratamiento antes de que desencadene un ataque cardíaco. La angioplastia programada es generalmente un procedimiento ambulatorio.

Cómo funciona la angioplastia

La angioplastia se realiza usando un catéter delgado y flexible que se introduce en un vaso sanguíneo, generalmente en la muñeca o la ingle. El catéter se guía cuidadosamente hacia el origen de la obstrucción, donde se puede realizar una variedad de procedimientos para abrir la arteria y restaurar el flujo sanguíneo. El procedimiento promedio de angioplastia tarda de 30 a 90 minutos. Las técnicas incluyen:

  • Solo balón: el catéter se coloca cuidadosamente en la obstrucción y se expande un pequeño balón. A medida que el balón se expande, presiona la obstrucción contra la pared arterial, para que la arteria se abra de nuevo. A continuación, se desinfla y retira el balón con el mismo catéter.

     

  • Balón con stent: el catéter también puede tener un balón con un stent, que es un tubo de malla pequeño y expandible. El balón se infla dentro del stent y a medida que se infla, expande el tubo hacia afuera contra las paredes de la arteria. El stent actúa entonces como un soporte para mantener la arteria abierta.

     

  • Stent liberador de fármacos: un stent puede incluir el riesgo de crear tejido cicatricial adicional, lo que podría conducir a una obstrucción futura. Algunos stents están recubiertos con fármacos que impiden que el tejido cicatricial crezca en la arteria.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?