Ir al contenido principal

Ayudar a tus hijos a ganar la batalla contra la alergia estacional

Si tus hijos sufren de alergias nasales estacionales, no están solos. El cambio a una nueva estación como la primavera o el otoño puede significar que sufrirán síntomas de alergias de forma regular y muchos de esos síntomas pueden ser bastante graves. Las alergias nasales estacionales, también conocidas como fiebre del heno o rinitis alérgica, son causadas más comúnmente por el polen y las esporas de moho en el aire que el sistema inmunitario considera dañinas y reacciona de forma exagerada a ellas. Para combatir el alérgeno, el sistema inmunitario de tu hijo produce anticuerpos que viajan a las células y liberan histamina y otras sustancias químicas, causando una reacción alérgica.

¿Cuáles son los síntomas de las alergias nasales?

Los síntomas más comunes de las alergias nasales son:

  • Picor en nariz y ojos
  • Estornudos
  • Congestión nasal
  • Goteo nasal
  • Mucosidad en la garganta (goteo posnasal) 

¿Qué tipos de alergias nasales existen?

Existen diferentes tipos de alergias nasales que tu hijo podría experimentar:

  • Las alergias estacionales, a veces llamadas fiebre del heno, son una reacción alérgica al polen de árboles, hierbas y malezas. Este tipo de alergias ocurren principalmente en primavera y otoño, cuando el polen de árboles, hierbas y malezas está en su punto más alto.
  • Las alergias perennes son causadas por alérgenos que están presentes durante todo el año. Los principales culpables de este tipo de alergias son los ácaros del polvo, el moho, la caspa de los animales y los desechos de cucarachas.
  • La rinitis no alérgica es la inflamación de la nariz que no es causada por alérgenos naturales. Las personas pueden experimentarla a causa del humo, productos químicos u otras condiciones ambientales irritantes. Los cambios hormonales, los defectos físicos de la nariz (un tabique desviado, por ejemplo) y el uso excesivo de aerosoles nasales también pueden causar esta afección.

¿Cuál es la mejor manera de tratar las alergias estacionales o perennes?

Idealmente, la mejor opción es evitar cualquier contacto o interacción con sustancias que desencadenan las alergias de tu hijo. Si tu hijo no puede evitar el contacto con alérgenos que lo afectan, puedes probar los siguientes medicamentos de venta libre o recetados para ayudar a aliviar cualquier síntoma:

  • Los antihistamínicos pueden aliviar la secreción nasal, estornudos, picor en la nariz y los ojos y ojos llorosos. Por lo general, se toman por vía oral o en aerosol nasal.
  • Los descongestivos ayudan a reducir el revestimiento de los conductos nasales, lo que puede ayudar a aliviar la congestión nasal. Estos se pueden tomar por vía oral, en aerosol nasal o en gotas.
  • Los corticosteroides nasales ayudan a reducir la inflamación en la nariz mientras bloquean las reacciones alérgicas. Estos se utilizan como aerosol nasal y tienden a ser más eficaces porque pueden reducir todos los síntomas, incluida la congestión nasal, mientras que tienen pocos efectos secundarios.
  • La inmunoterapia es un tratamiento a largo plazo que puede ayudar a prevenir o reducir la gravedad de las reacciones alérgicas y posiblemente eliminar las alergias al modificar la respuesta inmunitaria de tu cuerpo a los alérgenos. Esta puede ser una buena opción para los niños con alergias más graves que no obtienen alivio completo con los medicamentos.

Al igual que con todos los medicamentos y tratamientos, asegúrate de hablar primero con tu pediatra sobre cuál es la mejor opción para tu hijo.

¿Puedo evitar que las alergias de mis hijos ocurran?

Evitar el contacto con alérgenos es la mejor opción, pero si tus hijos no pueden hacerlo, estos son algunos otros consejos de prevención:

  • Haz que eviten tocarse o frotarse la nariz
  • Enséñales a lavarse las manos a menudo con agua y jabón
  • Utiliza una aspiradora con filtro HEPA para reducir la exposición a los alérgenos mientras aspiras
  • Lava la ropa de cama y las fundas de almohada en agua caliente para reducir los alérgenos
  • Utiliza cubiertas a prueba de ácaros del polvo para almohadas y otra ropa de cama que se aplique
  • Tomar duchas por la noche podría ayudar a eliminar cualquier alérgeno que puedan tener en su cuerpo
  • Mantén a las mascotas fuera del dormitorio para reducir la caspa de las mascotas en la ropa de cama
  • Usar gafas de sol o un sombrero al aire libre podría ayudar a reducir el contacto con el polen en sus ojos
  • Mantén las ventanas cerradas durante las temporadas con mucho polen y moho

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?