Ir al contenido principal

Cómo evitar el envenenamiento por monóxido de carbono

El envenenamiento por monóxido de carbono es grave, ya que envía hasta 20,000 personas al año a la sala de emergencias. Más de 400 estadounidenses mueren al año por envenenamiento por monóxido de carbono, a menudo por una calefacción inadecuada del hogar. 

Si bien todos están en riesgo, algunos son más sensibles que otros, como los bebés y los ancianos. Las personas con enfermedades cardíacas, problemas respiratorios o anemia también son más susceptibles a la enfermedad por monóxido de carbono. Estas son algunas formas en que puedes mantenerte seguro y abrigado este invierno.

Usa una ventilación adecuada

Las estufas a gas, los hornos y los calentadores de queroseno que no se ventilan adecuadamente pueden filtrar monóxido de carbono a tu hogar. Por ejemplo, los aparatos tales como calentadores de agua, deben ventilarse en una dirección ascendente hacia el exterior de la casa. Y si hueles un olor de un aparato a gas, puede estar emitiendo monóxido de carbono.

El envenenamiento por monóxido de carbono ocurre porque el gas es invisible y sin olor. A medida que respiras los humos, el gas comienza a acumularse en tu cuerpo y puede causar una enfermedad repentina o la muerte. Los síntomas más comunes de intoxicación por monóxido de carbono son:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Debilidad
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor torácico
  • Confusión

Toma decisiones seguras sobre la calefacción

Solo compra equipos de gas que tengan el sello de una agencia nacional de pruebas, como Underwriters’ Laboratories (UL). Los siguientes son consejos a tener en cuenta para la calefacción y la cocina:

  • No uses un horno o cocina a gas para calentar tu casa.                
  • Las parrillas de carbón vegetal o hibachi, las linternas y las estufas de camping portátiles no son adecuadas para uso interno.
  • Nunca utilices un generador dentro de tu hogar, sótano, garaje o cochera.
  • Si utilizas un calentador de queroseno, vuelve a llenarlo en espacios al aire libre y asegúrate de que tu hogar esté adecuadamente ventilado.
  • Asegúrate de que el conducto de humos y la chimenea estén conectados correctamente, en buen estado de funcionamiento y no estén bloqueados. El bloqueo puede causar la acumulación de monóxido de carbono en tu hogar.
  • Realiza una revisión de temporada de todos los aparatos de combustión de gas, aceite o carbón para asegurarte de que estén en buen estado de funcionamiento.

Consejo rápido: La instalación de un detector de monóxido de carbono puede advertirte si hay niveles peligrosos de gas en tu hogar. Cambia las baterías dos veces al año cuando normalmente cambias las baterías del detector de humo.

Recuerda la seguridad de automóviles y camiones

Nunca dejes tu auto o camión con el motor encendido en el garaje con la puerta cerrada y si el garaje está adjunto a la casa, no lo hagas ni siquiera con la puerta del garaje abierta. Es una buena idea hacer que revisen el sistema de escape cada año para asegurarte de que el monóxido de carbono no se filtre en tu auto.

¿Qué hacer si sospechas un envenenamiento por monóxido de carbono?

El monóxido de carbono puede ser mortal sin un tratamiento rápido. Si sospechas que alguien tiene envenenamiento por monóxido de carbono, llama al 9-1-1. También debes abrir las puertas y ventanas para proporcionar aire fresco al área. Apaga cualquier calentador, estufa a gas u otros aparatos de combustión y sal de la casa. 

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?