Ir al contenido principal

Cómo tener un hogar seguro contra intoxicaciones

Cuando se piensa en venenos, las primeras cosas que vienen a la mente pueden ser anticongelante y pesticidas. Pero hay muchos productos al asecho en los gabinetes de tu baño, escondiéndose debajo del fregadero o simplemente esperando en tu garaje, y que pueden provocar daño si son utilizados incorrectamente por la persona equivocada o en la cantidad incorrecta.

Los venenos pueden inhalarse, tragarse o entrar en el cuerpo a través de los ojos, los oídos o la piel. Van desde artículos aparentemente inofensivos como ungüento para sarpullido de pañal y perfume, hasta limpiadores de horno y gasolina. Empieza leyendo las etiquetas para mantenerte a ti y a tu familia seguros mientras están rodeados de productos y sustancias que pueden provocar daños.

Leer la etiqueta te indica cómo usar el producto de forma segura y eficaz, así como la manera de almacenarlo correctamente. Las etiquetas también pueden tener instrucciones de primeros auxilios y números de teléfono para pedir ayuda o información adicional. Otras maneras de hacer que tu hogar sea una zona libre de envenenamientos incluyen:

  • Dejar los productos en sus envases originales y nunca transferir sustancias a envases de alimentos o bebidas.
  • Mantener todos los limpiadores domésticos dañinos, medicamentos, pinturas o pesticidas en gabinetes o cajones que tengan cerradura o pestillo de seguridad.
  • No mezclar productos domésticos.
  • Comprar productos con envases a prueba de niños.
  • No referirse a medicamentos o vitaminas como "caramelos” u otros nombres que atraigan a los niños.
  • Almacenar los alimentos y limpiadores en armarios o habitaciones separados.
  • Usar ropa protectora, como guantes, mangas largas o zapatos, al rociar pesticidas u otros productos químicos.
  • Comprar solo lo necesario y desechar adecuadamente el producto no utilizado.
  • Nunca verter sustancias en un desagüe pluvial o donde pueda correr hacia el suministro de agua y contaminar el agua potable.
  • Abrir la ventana y encender un ventilador cuando se utilicen productos dañinos en el interior del hogar.
  • Colocar detectores de monóxido de carbono en la casa.

Los venenos más comunes para los niños incluyen:

  • Cosméticos
  • Productos de limpieza, como el detergente para la lavadora o los limpiadores de piso
  • Productos para el cuidado personal como desodorante y jabón
  • Medicamentos para el dolor u otros
  • Preparaciones tópicas, por ejemplo, loción de calamina, ungüento para el sarpullido del pañal o productos para las uñas
  • Pesticidas
  • Plantas
  • Baterías de botón

Para los adultos, los artículos posiblemente peligrosos incluyen

  • Sedantes
  • Antidepresivos
  • Medicamentos cardiovasculares
  • Alcoholes
  • Productos de limpieza doméstica
  • Pesticidas
  • Medicamentos para el dolor u otros recetados

Las mascotas también pueden ser susceptibles a la intoxicación por medio de:

  • Café molido
  • Chocolate
  • Edulcorante de xilitol (sin azúcar)
  • Uvas y pasas
  • Cebollas y ajo
  • Pasta dental
  • Medicamentos
  • Bola de alcanfor
  • Insecticidas y veneno para ratas/ratones
  • Ciertas plantas, por ejemplo, palmeras de sagú y azaleas

Qué hacer en caso de sospecha de intoxicación:

  • Si la persona se ha colapsado, tiene convulsiones o no respira, llama al 9-1-1.
  • Si está alerta y despierta, pídele que escupa cualquier veneno restante. No provoques el vómito ni utilices jarabe de ipecac. El veneno que arde al entrar también provocará daños al salir.
  • Si el veneno ha entrado en contacto con la piel, se debe quitar la ropa y enjuagar con agua tibia.
  • Enjuaga el veneno en los ojos con agua a temperatura ambiente.
  • Sal inmediatamente si inhalas vapores venenosos.

Para obtener respuestas rápidas sobre venenos, llama al Centro Nacional de Control de Envenenamiento al 800-222-1222 o envía un mensaje de texto POISON al 484848.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?