Ir al contenido principal

Causas y tratamientos del dolor de espalda para la osteoporosis

Las causas del dolor de espalda y los tratamientos tienden a recibir más atención a medida que envejecemos. La osteoporosis aumenta las probabilidades de fracturas en nuestras vértebras - los pequeños huesos rectangulares que conforman nuestras espaldas. Alrededor del 25 por ciento de las mujeres posmenopáusicas tendrán fracturas por compresión vertebral. Afortunadamente, una técnica mínimamente invasiva llamada cifoplastia ofrece alivio para muchas personas que sufren dolor o tienen deformidades espinales debido a fracturas por compresión vertebral.

Causas del dolor de espalda

Cuando la vértebra colapsa o se rompe, la columna se acorta y se dobla hacia adelante. El dolor puede durar meses mientras el hueso continúa colapsando. Una vez que el dolor desaparece, puede indicar que el hueso se ha curado en la posición colapsada, creando una deformidad en la postura. Las personas con fracturas por compresión vertebral también tienen un mayor riesgo de problemas respiratorios, pérdida de apetito y dificultad para caminar.

Tratamiento vertebral

Para corregir la deformidad y aliviar el dolor, tu médico puede recomendar la cifoplastia. Durante el procedimiento, se coloca un tubo pequeño en la vértebra rota a través de una pequeña incisión en la espalda. A continuación, se inserta en el tubo un dispositivo llamado “tapón de globo” y se infla, lo que empuja el hueso de nuevo a su altura y forma normales. 

Una vez que el hueso ha asumido su forma normal, el espacio creado por el tapón de globo se llena de cemento óseo. Durante todo el procedimiento, el médico observa las radiografías para obtener orientación. La cifoplastia se puede realizar bajo anestesia local o general mientras el paciente está acostado boca abajo. 

¿Cómo saber si la cifoplastia es una solución?

La cifoplastia es más apropiada dentro de las ocho semanas posteriores a una fractura vertebral. No está recomendada para personas jóvenes, personas sanas, o para pacientes cuya curvatura espinal es causada por condiciones distintas a la osteoporosis (como la escoliosis), que sufren de hernia discal o artritis grave. La cifoplastia puede ser eficaz en el tratamiento de huesos debilitados por el cáncer.

Para averiguar si un paciente es candidato para la cifoplastia, el médico ordenará una serie de pruebas. Estas pueden incluir radiografías, gammagrafías óseas e imágenes de resonancia magnética (MRI).

Algunos pacientes que se someten a la cifoplastia permanecen en el hospital durante la noche, aunque muchos regresan a casa ese mismo día. El procedimiento generalmente proporciona alivio del dolor y aumento del movimiento en un plazo de 72 horas, y entre el 60 y el 100 % de los pacientes califican su tratamiento como un éxito. Es importante evitar la actividad extenuante y levantar objetos pesados durante al menos seis semanas.

Por lo general, la cifoplastia es segura y eficaz, pero debido a que es un procedimiento quirúrgico, conlleva riesgos. Estos pueden incluir una posibilidad de:

  • Infección donde se penetra la piel.
  • Fuga del cemento fuera de la vértebra (generalmente no es grave a menos que se mueva a una ubicación potencialmente peligrosa como el canal espinal).
  • Sangrado, aumento del dolor de espalda, entumecimiento u hormigueo.
  • Reacción alérgica al medio de contraste utilizado para guiar al médico durante el procedimiento.

Para obtener más información acerca de los tratamientos para el dolor de espalda, habla con tu médico.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?