Ir al contenido principal

Cinco consejos para seguir con tu plan de ejercicios de invierno

Ya sea que tengas una vida ocupada o el clima te deprima, no dejes que las excusas se interpongan en el camino de tu plan de ejercicios de invierno. Es ejercicio, ¡tienes que trabajar para ello! Y con el invierno vienen las fiestas. Los estimados de aumento de peso durante las fiestas oscilan entre 2 y 7 libras, por lo que este no es el momento de revertir todo el arduo trabajo que has hecho durante los meses más cálidos.
  1. Prepárate
    Si el mal tiempo va a ser parte de tu corrida matutina, vas a necesitar invertir en ropa adecuada para deportes al aire libre, ya que estarán fabricados con telas que evacuen y absorban la transpiración a la vez que sean aislantes para ti. Protege tus oídos, cabeza y manos de los vientos fuertes.
  2. Visualiza tu objetivo
    Realmente hay algo cierto en el dicho: ¡mete la cabeza en el juego! Si tienes problemas para motivarte, visualízate haciendo ejercicio y lo bien que te sentirás después de haber logrado tu entrenamiento. De acuerdo a datos de investigación que utilizan imágenes cerebrales, la visualización funciona porque las neuronas de nuestro cerebro interpretan las imágenes como equivalentes a una acción de la vida real. Cuando visualizamos un acto, el cerebro genera un impulso que le dice a nuestras neuronas que “realicen” el movimiento. Si realmente crees que esto funcionará para ti o no, probarlo no cuesta nada, ¿verdad?
  3. Prueba algo nuevo o mejora tu rutina de ejercicios
    En lugar de temer a las temperaturas, míralas como una oportunidad para mejorar tu programa de fitness. Las temperaturas de verano pueden ser limitantes, pero las temperaturas de invierno ofrecen más capacidad para ir un poco más lejos, tal vez un poco más fuerte. Si trotar tres millas a una temperatura de 90 grados casi te acaba, temperaturas más bajas podrían significar que puedes recorrer una milla más o más rápido.
  4. Galletas navideñas y otras tentaciones
    Simplemente no puedes evitarlo, habrá más dulces y comidas para fiestas de diciembre a febrero en la oficina, en fiestas, probablemente en tu propia casa, especialmente si tienes hijos. Prestar atención a tu dieta y mantenerte en tu rutina de ejercicios es importante para evitar los antojos de las vacaciones.
  5. ¡Recluta a un amigo!
    Hacer ejercicio es mucho más divertido con un amigo o compañero de trabajo, especialmente cuando se controlan mutuamente. Los estudios confirman que las metas de pérdida de peso son más exitosas cuando se tiene un sistema de apoyo social, y las metas de acondicionamiento físico se cumplen de manera más regular cuando se tiene que rendir cuentas. Un amigo te da ambas cosas.
No importa cuáles sean tus objetivos, lo más importante es empezar despacio y darlo todo.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?