Ir al contenido principal

Cinco maneras fáciles de agregar pasos a tu día

Agregar un poco de actividad extra a tu día puede ser fácil. Estas son algunas maneras de llevar un poco de actividad cardiovascular adicional a tu rutina diaria. Lleva esta lista a tu médico para discutir cuál puede funcionar mejor para ti:

  1. Sé un maestro de escaleras - Usar las escaleras en lugar de la escalera mecánica o el ascensor puede agregar muchos pasos a tu día y puede hacer que tu corazón bombee. Un truco práctico para recordar es "uno arriba, dos abajo”: sube un tramo de escaleras cuando puedas y baja dos.

     

  2. Caminar y hablar – Caminar moderadamente consume más energía que quedarse quieto, así que cuando te conectes con amigos o familiares, considera compartir parte de tu tiempo juntos de pie – dar un paseo alrededor de la manzana, o en algún lugar interior, si el clima es malo. Puede sorprenderte las nuevas ideas y conexiones personales que obtienes al cambiar tu rutina de conversación.

     

  3. Ponte de pie por ti mismo - Piensa en el tono de tu teléfono como una alarma para levantarte de la silla. Ponte de pie durante el primer minuto de cada conversación telefónica, o da un paseo por la habitación, si puedes. También puedes hacer lo mismo con el control remoto de tu televisor: pararte cada vez que cambies de canal puede ayudarte a sentirte más enérgico (¡y puede animarte a dejar el televisor atrás por algo más activo!).

     

  4. Máquina de limpieza Las tareas se tienen que realizar, así que ¿por qué no hacer que funcionen para ti? Toma el camino largo alrededor de tus habitaciones al limpiar. Al colocar la mesa, haz un viaje por cada posición y haz lo mismo al limpiar la mesa después. Muchos viajes cortos dentro de tu casa pueden ser una forma de bajo impacto para añadir muchos pasos a tu día.

     

  5. ¡Date una vuelta (o tres)! - Caminar por el perímetro de una tienda de comestibles puede promover opciones de alimentos saludables: muchas tiendas colocan alimentos frescos y menos procesados, como frutas, verduras y productos lácteos, alrededor del perímetro de la tienda. Pero caminar por el perímetro puede ayudar aún más a tu corazón: da un par de vueltas por la tienda antes de añadir algo a tu carrito para comparar precios y acumular algunos pasos.

El ejercicio no tiene que ocurrir en el gimnasio, en una pista o ni siquiera con ropa de entrenamiento. Añadir un poco de acondicionamiento físico a lo largo del día puede sumar, ¡simplemente sé creativo! Rompe tu rutina con algunos de estos estimuladores cardiovasculares furtivos y toma medidas para alcanzar tus objetivos personales de ejercicio.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?