Ir al contenido principal

Complicaciones al dar a luz – Niveles de NICU

Las mujeres embarazadas pueden haber escuchado el término NICU, que es la sigla en inglés de unidad de cuidados intensivos neonatales. Cuando hay complicaciones en el parto, un bebé puede requerir cuidados especiales en la NICU. Una de las complicaciones más comunes al dar a luz es el parto prematuro, este puede ocurrir en cualquier momento antes de las 37 semanas de gestación.

Las complicaciones varían en los nacimientos prematuros:

  • El desarrollo pulmonar inmaduro es la principal preocupación de los médicos por el parto prematuro y hay maneras de comprobar el nivel de madurez de los pulmones del bebé.
  • Una infección puede ser una posibilidad debido a inmunidad baja, y colocar al bebé en una incubadora es una forma de protegerlo de infecciones. La incubadora también ayuda al bebé a mantener el calor corporal, otro problema de los bebés prematuros.
  • La ictericia es un color amarillento de la piel que se trata con una luz especial en la NICU.
  • Los recién nacidos prematuros pueden necesitar alimentación a través de un tubo intravenoso (IV) si su sistema gastrointestinal no es capaz de absorber nutrientes todavía o si no tienen la capacidad de succionar o tragar por sí mismos.
  • También se pueden presentar otras condiciones con el recuento de glóbulos rojos, los intestinos o el corazón, o puede haber bacterias en el torrente sanguíneo.

Muchas mujeres no saben que habrá complicaciones al dar a luz hasta que sucede. Por lo tanto, es útil comprender los diferentes niveles de atención neonatal de los hospitales. Esto es lo que se puede esperar de cada uno de los niveles de la NICU:

Nivel I – Atención neonatal básica

Un hospital clasificado como de Nivel I está equipado para proporcionar atención básica a los bebés que se consideran de "bajo riesgo" - nacidos entre 35 y 37 semanas de gestación. También pueden proporcionar atención postnatal rutinaria para bebés sanos, así como estabilizar a los recién nacidos que necesitan ser trasladados a un hospital que ofrezca un nivel más alto de atención.

Nivel II – Atención neonatal especial

Un hospital de nivel II proporciona atención especial a los bebés prematuros que nacen después de las 32 semanas de gestación. Si bien estos recién nacidos necesitan más atención que la disponible en un hospital de Nivel I, estos bebés generalmente son estables o tienen problemas menores que por lo general se pueden resolver rápidamente. 

Nivel III – Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (NICU)

Un hospital de nivel III tiene una NICU o unidad de cuidados intensivos neonatales. Cualquier bebé nacido con menos de 32 semanas y con bajo peso al nacer, así como los bebés nacidos con problemas como defectos congénitos, enfermedades o dificultades durante el parto, deben ser atendidos en un hospital con una NICU. Aquí se cuenta con médicos y enfermeros especialmente capacitados, además de una amplia gama de especialistas, además de la tecnología necesaria para atender a los bebés prematuros y a los que presentan problemas más graves.

Nivel IV – Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales

Un hospital que está designado para tener una NICU de nivel IV tiene el nivel más alto de atención neonatal disponible. Tienen todas las mismas capacidades de una NICU de nivel III, además de contar con capacidades, conocimientos y experiencia adicionales en el cuidado de los bebés que necesitan la atención más crítica, compleja y urgente, incluidos los que necesitan atención quirúrgica.

Al investigar los hospitales para determinar dónde te gustaría dar a luz, es importante comprobar el nivel de atención neonatal del hospital. Aunque una madre embarazada rara vez espera complicaciones durante el parto que requieran cuidados especiales, querrás saber si hay ayuda por si la necesitas. 

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?