Ir al contenido principal

¿Cuándo necesitas una prueba de esfuerzo cardíaco?

Los resultados de una prueba de esfuerzo cardíaco pueden dar a tu médico información valiosa acerca de la condición de tu corazón y las arterias coronarias. Sin embargo, no todos necesitan una prueba de esfuerzo. Es posible que tu médico desee recetarte una prueba de esfuerzo cardíaco si experimentas las siguientes condiciones:

  • Dolor torácico
  • Dificultad respiratoria
  • Síntomas de flujo sanguíneo limitado al corazón
  • Un ataque cardíaco reciente
  • Una cirugía cardíaca reciente
  • Sensación de desmayo o palpitaciones durante el ejercicio
  • Síntomas de arritmia (latidos irregulares)
  • Diabetes

Una prueba de esfuerzo por ejercicio puede indicar si tu condición está relacionada con el corazón, con los pulmones o con estar fuera de forma, como por ejemplo debido a la falta de ejercicio regular.

Qué esperar con una prueba de esfuerzo por ejercicio

En una prueba de esfuerzo caminas en una caminadora o montas en una bicicleta estática que hace que tu corazón trabaje progresivamente más duro mientras un electrocardiograma (ECG) monitorea los ritmos eléctricos de tu corazón. Te conectan el electrocardiograma por medio de electrodos en pequeños parches pegados a tu piel. El médico también mide tu presión arterial y controla si tienes síntomas como malestar en el pecho o fatiga. Las anomalías o el empeoramiento de los síntomas físicos podrían señalar una enfermedad de las arterias coronarias: depósitos grasos que reducen el flujo de sangre rica en oxígeno al músculo cardíaco. La prueba de estrés se hace progresivamente más difícil, sin embargo, puede detenerse si sientes que el ejercicio es excesivo.

Prueba de esfuerzo por ejercicio: ¿Qué te dice?

Una prueba de esfuerzo por ejercicio está diseñada para averiguar si una o más de las arterias coronarias que alimentan al corazón contienen depósitos grasos que bloquean un vaso sanguíneo en un 70 por ciento o más. Con frecuencia se requieren pruebas adicionales para confirmar el resultado de la prueba.

Resultado normal

Un resultado normal de la prueba de esfuerzo significa que no tienes flujo sanguíneo reducido al corazón en reposo, pero puedes tener un flujo sanguíneo limitado durante el ejercicio intenso. Podrías tener un ataque cardíaco si una pequeña obstrucción se separa y forma un coágulo. Es posible que tu médico desee realizar pruebas adicionales si tienes otros factores de riesgo de enfermedades cardíacas que generen preocupación. Además, tu médico puede recomendar cambios de estilo de vida y medicamentos.

Resultado anormal

Un resultado anormal indica que puedes tener una enfermedad coronaria significativa, que es tener un bloqueo arterial del 70 por ciento o mayor. Tu médico puede ordenar pruebas adicionales para confirmar un diagnóstico o descartar el resultado anormal.

Después de una prueba de estrés, si persisten ciertos síntomas, como dificultad respiratoria y fatiga, los pacientes deben consultar a un cardiólogo para obtener una evaluación adicional. La buena noticia es que muchas personas viven con enfermedad de las arterias coronarias gracias a la capacidad de diagnosticarla a tiempo y las opciones de tratamiento.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?