Ir al contenido principal

Cuida de tu familia sin enfermarte

Woman blowing nose¿Será este el año en que logres evitar ese molesto resfriado y prevenir enfermedades? Sin promesas, pero con algunos consejos útiles, estarás mejor equipado para mantenerte saludable. Como padre, la enfermedad parece venir en los momentos más inoportunos. No tienes tiempo de "descansar y mejorarte".

Una vez llega el otoño, llegan esos molestos gérmenes que atacan nuestro alrededor. Los niños están expuestos a gérmenes todos los días en la escuela, ya sea por lavarse mal las manos, por no cubrirse bien la nariz cuando estornudan y por el clásico: limpiarse la nariz con las manos. Así que los resfriados y la gripe pueden ser un asunto familiar.

Si bien la exposición a gérmenes puede ayudar a fortalecer nuestro sistema inmunológico, todos tenemos diferentes niveles inherentes de inmunidad. Nuestra inmunidad también depende de si estamos física o emocionalmente estresados, cansados, o si nuestro sistema inmunológico también está afectado por otros factores de salud. Incluso si un miembro de la familia contrae un resfriado, no necesariamente tú también te vas a enfermar. Estos son seis consejos para ayudar a prevenir enfermedades:

  1. Todos: ¡Duerme un poco!

    Por muy duro (y encantador) que pueda sonar para un adulto, todos necesitamos de 8 a 10 horas de sueño por noche. Un cuerpo bien descansado es un cuerpo fuerte y resistente.

  2. Vacúnate contra la gripe

    Evitar la gripe te ayudará a mantenerte fuerte contra otros gérmenes, como los gérmenes del resfriado, por no mencionar los propios gérmenes de la gripe.

  3. Comer bien

    ¿Recuerdas las viejas historias de alimentarte durante un resfriado y sudar la fiebre? Aunque suena extraño ese dicho, las frutas y verduras frescas como parte de una dieta diaria saludable ayudan a fortalecer tu sistema inmunológico durante todo el año. Recuerda que una buena salud apoya a tu sistema inmunológico: es más un maratón que una carrera de velocidad.

  4. Almacena suficiente desinfectante para manos y muchos pañuelos desechables

    Es difícil evitar a un niño enfermo; obviamente necesita a sus padres. Recuerda repasar algunas reglas (bueno para todos), cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable al estornudar, o estornudar en el codo y nunca, nunca reutilizar ese pañuelo desechable. Utiliza desinfectante después de estornudar si no estás cerca de un lavabo con jabón, lavarte las manos es lo ideal.

  5. Más agua, por favor

    Mantenerse bien hidratado siempre será lo primero en la lista. Mantenerte hidratado limpia tu sistema y lo mantiene hidratado en caso de que te enfermes.

  6. ¡Tómate un día de enfermedad!
    En serio. Ir a trabajar o a la escuela sabiendo que estás enfermo explica la propagación de la enfermedad en la escuela y en los lugares de trabajo. A veces está bien decir que no puedes asistir. Recuerda: con la propagación de tus gérmenes posiblemente estás poniendo en riesgo a los más vulnerables, entre ellos mujeres embarazadas, niños y ancianos. Así que pon tu granito de arena, te beneficiará a ti y al resto de nosotros.

Con algunas medidas de seguridad puedes evitar la enfermedad o reducir el impacto general y recuperarte mucho más rápido.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?