Ir al contenido principal

Discectomía para el dolor de espalda

La discectomía espinal es un procedimiento que aborda algunas causas del dolor de espalda. Conocer la estructura de la espalda ayuda a entender cómo puede ayudar una discectomía. La columna vertebral tiene 24 vértebras o huesos, cada uno de los cuales está amortiguado por discos. Los discos intervertebrales actúan como amortiguadores para la columna vertebral. Tienen un anillo exterior duro de tejido que rodea un centro suave y gelatinoso. Pueden volverse más delgados y más propensos a los problemas debido a movimientos repetitivos, lesiones o mala postura.

Discos herniados

Cuando un disco se mueve fuera de lugar, o se crea una hernia, puede ser necesario una cirugía para aliviar el dolor resultante en la columna vertebral causado por el gel interior suave que empuja a través de la pared del disco. Este procedimiento se denomina discectomía.

No todo el que tiene una hernia discal necesita cirugía. La mayoría de los pacientes con esta afección pueden ser tratados de manera más conservadora a través de medicamentos y fisioterapia. Pero para algunas personas, se puede recomendar la discectomía si:

  • Otras formas de tratamiento no mejoran los síntomas después de seis semanas
  • Un fragmento de disco se aloja en la columna vertebral y presiona un nervio
  • Tiene dificultad para ponerse de pie o caminar
  • Tiene dolor que irradia a sus nalgas o piernas

Procedimiento de discectomía

La discectomía espinal generalmente se realiza en el hospital bajo anestesia general. Después de que el cirujano hace una incisión de un poco más de 1 pulgada sobre el disco herniado:

  • Los músculos y el tejido se mueven a un lado para exponer la columna vertebral.
  • Se extirpa una pequeña parte del hueso que rodea la columna vertebral y los nervios, llamada lámina, para acceder al disco herniado. Esta parte de la cirugía se denomina laminectomía o laminotomía.
  • A continuación, se utilizan pequeños instrumentos para cortar un orificio en el disco que está causando los problemas a fin de quitar material del interior, así como cualquier parte que pudiera haberse roto. Esto alivia la presión, y la mayoría del disco permanece intacto.
  • A continuación, la incisión se cierra con puntos o grapas.

El procedimiento dura aproximadamente una hora dependiendo de la extensión de la hernia discal, el tamaño del paciente y otros factores. Los pacientes normalmente pasan una noche en el hospital antes de ir a casa a recuperarse.

Después de una discectomía

La mayoría de los pacientes experimentan una reducción de los síntomas del disco herniado después de la cirugía, y la fisioterapia puede ayudar a maximizar la recuperación. El ejercicio y otras actividades deben reanudarse gradualmente:

  • Primeras semanas – Caminar solamente
  • Dos semanas después de la cirugía – Bicicleta y natación
  • Dos a cuatro semanas después de la cirugía – Regresar al trabajo (si trabajas en una oficina)
  • De cuatro a ocho semanas después de la cirugía – Regresar al trabajo (trabajos físicamente exigentes como levantar objetos u operar maquinaria que vibra)

Si bien la discectomía espinal puede aliviar los síntomas, no detendrá el proceso que causó una hernia discal en primer lugar. Para evitar nuevas lesiones, limita las actividades que requieran flexiones considerables o repetitivas, así como torsión y levantamiento de objetos. Para obtener más información acerca de la discectomía espinal, habla con tu médico. 

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?