Ir al contenido principal

Etapa melancólica frente a la depresión posparto

La mayoría de las mujeres espera que el embarazo y el parto sean momentos de gran felicidad y alegría, pero hasta el 80 por ciento de las mujeres pueden tener episodios de depresión o una “etapa melancólica” durante el primer año después del parto. Estos sentimientos pueden ser causados por una serie de factores, una disminución importante de las hormonas después del nacimiento, cambios en el sueño, dificultades con los cambios al cuidar a un bebé, problemas financieros o falta de apoyo.

Etapa melancólica

Los síntomas de la etapa melancólica pueden incluir:

  • Sentirse triste sin saber por qué
  • Cambios de humor
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Llanto
  • Falta de concentración
  • Problemas para dormir

La etapa melancólica generalmente dura sólo unos pocos días o semanas, pero es importante mencionar cualquiera de estos síntomas a tu médico. Puedes hablar con amigos y familiares sobre tus síntomas y pedirles ayuda. A veces, tomar una siesta o caminar afuera puede ayudar con los cambios de humor. Debes evitar el consumo de alcohol, lo cual puede hacer que los síntomas sean más graves.

Depresión posparto

La depresión posparto es una forma más grave de tristeza que afecta a aproximadamente una de cada siete mujeres después del parto. Los síntomas son más intensos y duran más que los de la etapa melancólica. Estos síntomas pueden interferir con la capacidad de una mujer para hacer frente a las tareas diarias. Es posible que una madre con depresión posparto no pueda cuidar a su hijo y puede tener problemas para crear el vínculo afectivo. Los síntomas de la depresión posparto incluyen:

  • Pérdida del apetito
  • Insomnio o dormir demasiado
  • Enojo intenso e irritabilidad
  • Sentimientos abrumadores de cansancio
  • Pérdida de interés en las actividades cotidianas, incluido el sexo
  • Sentimientos de culpa, vergüenza o incompetencia
  • Alteraciones graves del estado de ánimo
  • Problemas para relacionarse con el bebé
  • Apartarse de familiares y amigos
  • Pensamientos sobre lastimarse a sí misma, al bebé o a otros

La depresión posparto es una afección médica real y debe tratarse como cualquier otra enfermedad. Si tú o alguien que conoces tiene alguno de estos síntomas, debes buscar ayuda médica. Habla con tu médico sobre tus sentimientos y elaboren un plan de tratamiento.

La depresión posparto se puede tratar con asesoramiento y medicamentos. Tu médico puede referirte a un psiquiatra, psicólogo u otro consejero de salud mental. Quizás necesites tomar antidepresivos, que son un tratamiento probado para la depresión posparto. Algunos antidepresivos se pueden tomar durante la lactancia, así que habla con tu médico para ver qué es lo mejor en tu situación. Si no se trata, la depresión posparto puede durar hasta un año o más y puede resultar en un trastorno depresivo crónico.

Estos son seis consejos para las nuevas madres (y padres) que tengan sentimientos de depresión:

  1. Presta atención a tu propia salud. Duerme tanto como sea posible, incluyendo siestas durante el día. Consume una dieta saludable con muchas frutas, verduras y cereales integrales. Evita el alcohol, el cual puede empeorar los síntomas.
  2. No realices demasiadas actividades. No tienes que ser una supermamá. Establece objetivos realistas de lo que debe lograrse cada día.
  3. Pide y acepta ayuda. No tienes que hacerlo todo tú misma. Si un amigo o un familiar se ofrece para ayudar con los recados, cocinar o limpiar, ¡acepta su ayuda!
  4. Trata de tomarte algunos descansos. Puede ser difícil dejar a tu bebé, pero tomarte incluso algunos minutos para ti puede ayudar. Planea una cita especial con tu pareja.
  5. Comunícate con otras mamás y papás nuevos. Te sorprenderá cuánta gente está pasando por problemas similares. Hablar con alguien sobre los problemas y las soluciones puede ser de gran ayuda.
  6. Para los papás nuevos, recuerda que a veces lo mejor que puedes hacer es escuchar. Fomenta a tu pareja a que tome descansos y anímala con lo que le dices. Ayuda con los quehaceres domésticos y a atender al bebé. Si no te sientes cómodo cuidando del bebé, busca clases en el hospital sobre el cuidado de bebés o clases para papás nuevos.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?