Ir al contenido principal

Grandes consejos para comer sin culpa durante las fiestas

Desde las fiestas y las bebidas altas en calorías hasta los dulces y golosinas adicionales en la sala de descanso de la oficina, las fiestas hacen difícil mantener el rumbo en la alimentación saludable. En promedio, los estadounidenses aumentan aproximadamente de 1 a 2 libras durante la temporada de fiestas. Pero con un compromiso con tus objetivos de pérdida de peso (sí, puedes seguir perdiendo peso incluso durante las fiestas), pasar estos días de celebración sin sentirte privado de comer será fácil.

Estos son siete consejos para ayudarte a mantener el rumbo:
  1. Come antes de ir a la fiesta. Si llegas con hambre, es más probable que tomes malas decisiones alimentarias. No te saltes comidas durante el día de tu evento. Come una comida ligera rica en proteínas como la mitad de una pechuga de pollo a la parrilla y ensalada o frutas ricas en fibra para satisfacer cualquier hambre antes de la fiesta.
  2. Elige un plato pequeño. El uso de un plato más pequeño, por ejemplo, te permite poner menos comida en tu plato y fomenta el tamaño adecuado de las porciones.
  3. Pasa el rato junto a las verduras. Seguro, habrá un montón de alimentos deliciosos que llamarán tu atención, pero asegúrate de primero llenar tu plato con verduras.
  4. Pequeñas porciones significan que no te sentirás privado de comer. Estás celebrando, así que si quieres ese plato de brie o albóndigas suecas, adelante. Los alimentos “tramposos” con moderación no sabotearán tus objetivos a largo plazo.
  5. Si decides beber, planifica tu comida en torno a tu bebida. La copa promedio de vino de 5 onzas tiene 150 calorías, lo que significa que tendrás que comer muchas menos calorías de alimentos. Otra opción sería permanecer en la caminadora una milla extra en los días que sabes que vas a beber.
  6. Postres. Sí, se merecen su propia categoría. Decide antes de ir si vas a probar la mesa de dulces. Mentalmente, tendrás la mente decidida y por lo tanto, será menos probable que cedas a la tentación o el impulso. Una vez más, si decides comerlos, la moderación es clave si decides probar esa rebanada de pastel de chocolate. Y si eliges renunciar al postre, mantente lo más lejos posible de la mesa de postres.
  7. Sal a caminar. Si es posible, realiza un paseo rápido después de la fiesta. Idealmente, podrías caminar hasta la fiesta y regresar a pie.
Recuerda: Permítete divertirte

Las fiestas y las comidas ricas son parte de las festividades y el objetivo más importante de la fiesta es disfrutar de tu familia y amigos. Pero si comes o bebes más de lo que te dijiste, la buena noticia es que siempre puedes empezar de cero al día siguiente. Permítete celebrar sin culpa. Una noche no destruirá aquello en lo que has trabajado si haces que los demás días cuenten. Con algunas estrategias y tu compromiso, tendrás aún más razones para celebrar.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?