Ir al contenido principal

Guía para cuidadores: Prevención de envenenamiento y seguridad infantil

Equipar a los cuidadores y niñeras con información sobre la prevención del envenenamiento y los productos para el hogar puede brindar a todos una mayor tranquilidad mientras los padres están ausentes. Después de todo, muchos padres e incluso profesionales pueden quedar desprevenidos ante la creatividad de los niños pequeños para descubrir los peligros de envenenamiento en el hogar.

Consejos útiles para cuidadores y niñeras

  • Memoriza el número de teléfono del centro de control de envenenamiento: 1-800-222-1222. O considera programarlo en tu celular.
  • Anota las instrucciones de los padres y un número de teléfono donde puedas comunicarte con ellos en caso de emergencia.
  • Obtén información importante sobre los niños, como la edad, peso, alergias o afecciones médicas, en caso de emergencia.
  • Asegúrate de que los pestillos de seguridad de los gabinetes y cajones estén en buen estado y funcionen. Asegúrate de que las tapas resistentes a la manipulación de los frascos de medicamentos y productos para el hogar estén bien apretadas. Pero recuerda siempre que un envase a prueba de niños no puede sustituir la supervisión cuidadosa de un adulto.
  • Nunca te refieras a los medicamentos o vitaminas como "caramelos" para que un niño quiera tomarlos. Puede tentarlos a tomar medicamentos reales, que a menudo son coloridos y atractivos para los niños.
  • No dejes ningún objeto personal, especialmente tu bolso, afuera donde un niño podría hurgarlo y tal vez encontrar medicamentos, maquillaje, perfumes o vitaminas, los cuales son potencialmente venenosos para un niño o mascota.
  • Si realizas tareas mientras los cuidas, NUNCA dejes un producto doméstico afuera, sin supervisión, ni siquiera por "un minuto" mientras atiendes un teléfono o el timbre. Solo se necesita un SEGUNDO sin supervisión para que un niño coma o beba un veneno que haya quedado a su alcance.

Pasos a tomar si un niño se envenena

  • No entres en pánico. Muchos pacientes pueden ser tratados con éxito en casa con la guía de un médico o enfermera en la línea directa de emergencia de control de envenenamiento. El número es 1-800-222-1222.
  • Si el niño está inconsciente o no responde, llama al 9-1-1 lo antes posible.
  • Si el niño está consciente, aleja el veneno del niño o aleja al niño del veneno.
  • Revisa la boca del bebé. Retira rápida, pero suavemente cualquier píldora con tu dedo.
  • Informa a los padres lo que sucedió y qué pasos tomaste.
  • Ayuda a los padres a que la casa sea segura para que el bebé no se envenene de nuevo.

Los medicamentos, los productos para el hogar y los gases pueden ser peligros reales para los más pequeños, por lo que es importante que tanto las niñeras como los padres estén informados sobre qué buscar y cómo tratar el consumo de veneno.

FUENTES:

https://www.poisoncontrol.org/prevention/babysitting-tips/

https://www.ncpoisoncontrol.org/poison-prevention/for-you-and-your-family/for-babysitters

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?