Ir al contenido principal

Información de escoliosis para los padres

La columna vertebral tiene curvas naturales que rodean los hombros y hacen que la parte inferior de la espalda se curve ligeramente hacia adentro. Aproximadamente del dos al tres por ciento de las personas también tienen curvas espinales de lado a lado que hacen que la columna se parezca más a una “s” o “c” en lugar de una “l”. Esta condición se denomina escoliosis.

La forma más común de escoliosis se llama escoliosis idiopática. No tiene causa conocida, pero está vinculada a la herencia, ya que tiende a ser hereditaria en las familias. Las niñas tienen más probabilidades que los niños de desarrollar este tipo de curvatura espinal. Otros tipos de escoliosis incluyen la escoliosis congénita, que está presente al nacer, y la escoliosis neuromuscular, que es causada por problemas del sistema nervioso que afectan a los músculos, como la parálisis cerebral, la distrofia muscular o la espina bífida.

Signos o síntomas de escoliosis

La escoliosis puede desarrollarse durante el primer año de vida o en la primera infancia. Sin embargo, los signos de escoliosis por lo general comienzan a aparecer principalmente en niños de entre 10 y 15 años, o durante el periodo de crecimiento que ocurre justo antes de la pubertad. Los síntomas de la afección pueden incluir:

  • Caderas u hombros desiguales
  • La cabeza no está centrada directamente por encima de la pelvis
  • La curva de la columna vertebral está más hacia un lado
  • Las costillas se empujan hacia afuera
  • Las cajas torácicas están a diferentes alturas
  • Un omóplato se ve más prominente en comparación con el otro
  • Todo el cuerpo se inclina hacia un lado
  • Dolor de espalda o en la parte inferior de la espalda

La escoliosis severa puede causar problemas cardíacos y pulmonares debido a la presión de la caja torácica que hace que sea más difícil respirar y más difícil para el corazón bombear.

Diagnóstico y tratamiento de la escoliosis

La escoliosis se diagnostica después de una revisión de la historia clínica, un examen físico y una radiografía de la columna vertebral. El tratamiento para la afección dependerá de:

  • La causa de la escoliosis
  • Dónde ocurre la curva en la columna vertebral
  • Grado de curvatura de la columna vertebral
  • Si el cuerpo del niño aún está creciendo

La mayoría de los casos de escoliosis no requiere tratamiento. Sin embargo, se recomiendan revisiones regulares para asegurarse de que la curva no se agrande.

Se puede utilizar una medición del grado de curvatura espinal, llamado ángulo de Cobb, para ayudar al médico a determinar qué tipo de tratamiento es necesario. En general, una curva de 10 a 15 grados requiere solo revisiones regulares; una curvatura de 20 a 40 grados sugiere la necesidad de un aparato ortopédico para la espalda; y los ángulos de 40 a 50 grados pueden requerir cirugía.

Para una eficacia óptima, los niños que necesitan usar un aparato ortopédico para la espalda pueden necesitar hacerlo durante 16 a 23 horas todos los días hasta que dejen de crecer. Si bien los expertos no están de acuerdo en cuanto a si los aparatos ortopédicos son realmente efectivos, los estudios grandes indican que cuando se utilizan con pleno cumplimiento, detienen con éxito la progresión de la curva en aproximadamente el 80 por ciento de los niños con escoliosis.

Se puede recomendar la cirugía cuando un niño tiene una curvatura severa (45-50 grados y superior). Este procedimiento, llamado fusión espinal, consiste en insertar varillas metálicas para corregir la columna vertebral y mantenerla en su lugar hasta que los huesos crezcan juntos. Para obtener más información acerca de la escoliosis, habla con tu médico o visita el sitio web de la American Academy of Orthopaedic Surgeons en https://orthoinfo.aaos.org.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?