Ir al contenido principal

La alimentación después de la cirugía de pérdida de peso

Una parte importante para perder peso, y mantenerlo en ese nivel, es estar atento a lo que comes. 
Después de la cirugía, el médico creará un plan de nutrición personalizado para ti, que probablemente comience con una dieta líquida y progrese lentamente a alimentos con textura normal. Aquí hay una visión general de lo que puedes esperar. Como siempre, sigue las órdenes del médico.

Líquidos

Se recomienda beber 64 onzas o más de líquidos al día para evitar la deshidratación. Llevar una botella de agua, especialmente cuando sales de casa, es una manera estupenda de mantenerte hidratado. 

Aunque no necesariamente te mantiene hidratado, puedes reanudar tu consumo de cafeína aproximadamente 30 días después de la cirugía. Es mejor evitar las bebidas con cafeína mientras tu estómago está muy sensible. Y asegúrate de poner atención a la cantidad de azúcar que agregas al café o al té antes de tomarlo. 

Proteínas 

Una vez que hayas sanado lo suficiente como para comer alimentos con textura normal, se recomienda el consumo de proteínas en cada comida y refrigerio (al menos 60-80 gramos diarios), lo que ayuda a controlar el apetito. 
Puedes encontrar proteínas en las carnes, huevos, productos lácteos, tofu, frijoles y lentejas. Los suplementos hechos de suero de leche y soya también son buenos para tus necesidades de proteínas.

Azúcar y carbohidratos

Que te hayas sometido a una cirugía de pérdida de peso no significa que tienes que renunciar a algunos de los dulces placeres de la vida. Pero debes limitarlos si quieres obtener resultados. Haz todo lo posible para reducir tu consumo de alimentos con azúcar (galletas, pasteles, dulces, jugos y otras golosinas) y carbohidratos refinados (panes blancos, pastas, galletas saladas y cereales refinados) siempre que puedas. 

Qué comer después de la cirugía de pérdida de peso es uno de los temas más populares e importantes para los pacientes bariátricos. Siempre que tengas alguna pregunta, aquí estamos para ti. Queremos ayudarte a alcanzar tus objetivos de pérdida de peso.

La cirugía de pérdida de peso generalmente está diseñada para aquellos con un índice de masa corporal (IMC) igual o superior a 40, o igual o superior a 35 con comorbilidades graves. La banda gástrica ajustable laparoscópica con Lap Band® también está aprobada por la FDA para la cirugía de pérdida de peso en personas con un IMC de 30 a 35 que tienen al menos una afección relacionada con la obesidad. La cirugía de pérdida de peso se considera segura, pero al igual que muchos tipos de cirugía, tiene riesgos. Consulta con tu médico sobre los riesgos y beneficios de la cirugía de pérdida de peso.

Fuente:

Sociedad Estadounidense de Cirugía Metabólica y Bariátrica 

Cirugía de pérdida de peso - Es personal

Hazte algunas preguntas para ver si estás listo para explorar opciones de tratamiento que pueden ayudarte a tener una mejor calidad de vida.
Lee las preguntas que debes responder tú mismo

 

La importancia del apoyo

La cirugía de pérdida de peso puede traer cambios que quizás hayas deseado durante mucho tiempo. El apoyo puede ayudarte a alcanzar tus objetivos.
Lee por qué el apoyo es importante

Cómo mantener el peso perdido después de la cirugía

La cirugía de pérdida de peso introduce nuevos hábitos de alimentación. Aprende siete consejos para poder mantener el peso que pierdes.
Cómo mantener la pérdida de peso

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?