Ir al contenido principal

Lo que toda mujer debe saber sobre la menopausia

La menopausia es una etapa normal en la vida de las mujeres, al igual que la adolescencia y la pubertad. En la menopausia, los ovarios dejan de producir la hormona femenina, el estrógeno, que ayuda a controlar el ciclo menstrual.  Según el American College of Obstetricians and Gynecology (Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología), la edad promedio en que las mujeres pasan por la menopausia es de 51 años, pero muchas mujeres comienzan a saltarse los períodos a los 40. Este es un signo de perimenopausia, cuando la cantidad de estrógeno comienza a fluctuar y comienzan a ocurrir cambios en el ciclo menstrual que conducen a períodos más ligeros o más abundantes. La menopausia se considera un año completo sin un período que indica el final de los años reproductivos de una mujer.

Algunos de los síntomas más comunes de la perimenopausia y la menopausia incluyen:

  • sofocos
  • problemas para dormir
  • sudores nocturnos
  • cambios en las vías vaginal y urinaria.

Estos pueden variar de leves a severos. A medida que los hombres y las mujeres envejecen y después de los 35 años, la pérdida ósea es normal. Después de la menopausia, las mujeres pierden densidad ósea más rápidamente, debido a niveles más bajos de estrógeno. Esto aumenta su riesgo de osteoporosis, lo que aumenta el riesgo de fracturas óseas.

Para muchas mujeres, la terapia de reemplazo hormonal puede ayudar a aliviar los síntomas de la perimenopausia y la menopausia. Las hormonas pueden incluir estrógeno y progestina o estrógeno sólo para las mujeres que se han sometido a una histerectomía.La  terapia hormonal se puede suministrar en forma de píldora, parche cutáneo, gel o aerosol.  Hay beneficios y riesgos para la terapia hormonal que pueden variar en función de la historia clínica de la persona. Es importante discutir los pros y los contras con tu proveedor de atención médica antes de tomar una decisión adecuada para ti.

Otras opciones de alivio para los síntomas de la menopausia incluyen suplementos vegetales y herbarios como soja, cohosh negro y remedios herbarios chinos. Dado que sólo se han realizado unos pocos estudios y la forma en que se realizan no está regulada, la seguridad y la eficacia de su uso podrían ser motivo de preocupación.

Para las mujeres que experimentan relaciones sexuales dolorosas durante la menopausia, hay productos de venta libre como humectantes y lubricantes, que no contienen hormonas. Pueden utilizarse según sea necesario.

Para mantenerte saludable durante y después de la menopausia, estos tres hábitos son la mejor opción:

  • Seguir una dieta equilibrada con calcio y vitamina D para mantener los huesos fuertes
  • Hacer ejercicio con regularidad para ayudar a reducir la pérdida ósea, incluidas las actividades que soportan peso, como caminar y entrenamiento de fuerza
  • Realizarse exámenes y pruebas de atención médica de rutina – así que si surge algún problema de salud, la detección temprana puede ayudar a abordar los problemas de forma temprana

Por supuesto, se recomienda limitar el estrés en cada etapa de la vida. Puede ayudarte a prepararte y manejar los altibajos de la vida aún mejor.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?