Ir al contenido principal

Los 10 mejores consejos saludables para comer afuera

Double Dinner DatePara muchos estadounidenses de hoy día, comer fuera no es una ocasión especial, es “supervivencia familiar”. No es necesario que dejes que las opciones en el restaurante descarrilen tus objetivos de alimentación saludable. Con un poco de autocontrol, consejos y opciones saludables, tu familia y tú pueden disfrutar de la comodidad y la relajación de una comida juntos,  ¡sin platos que lavar! Estos son 10 consejos para comer fuera de forma saludable:

  1. Di “no” a los refrescos. Si no tienes refrescos azucarados en tu casa, sigue con esa decisión saludable en el restaurante también.
  2. Comienza tu comida con agua y bebe a sorbos durante la comida.
  3. Comprueba si hay alimentos ricos en calorías disfrazados de “saludables", como una ensalada Cobb o incluso sushi. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. introdujo nuevas regulaciones que ahora requieren información  calórica en los menús de los restaurantes, los tableros de menú y las máquinas expendedoras. ¡Este es un cambio que te ayudará a mantenerte dentro del rango de consumo de calorías deseado!
  4. Solicita que tu comida se haga con menos aceite o mantequilla si es posible.
  5. Elige platos con carnes ricas en proteínas.
  6. Comparte la comida. Hay una razón por la cual el control de las porciones representa una gran diferencia para tu cintura. Los restaurantes tienden a duplicar, incluso triplicar, lo que debería ser una porción adulta saludable. Compartir un plato con tu cónyuge o amigo les dará a ambos lo suficiente para satisfacer su hambre sin comer en exceso. Si nadie quiere compartir, come la mitad y lleva el resto a casa para almorzar al día siguiente. (Comienza la comida quitando la mitad para no seguir adelante.)
  7. Opta por las opciones del menú bajo en calorías. Muchos menús ahora cuentan con una opción “más ligera”.
  8. ¡Los sustitutos son tus amigos! Sustituye las papas fritas por verduras o tazones de sopa baja en grasa.
  9. Evita el pan o los chips de tortilla. Te sorprendería cuántas calorías extra consumimos sin pensar mientras esperamos la comida.
  10. Resiste a la tentación. Tan tentador como puede ser el postre, recuérdate a ti mismo que esto no estaría en el “menú” en casa. ¡No hace falta! (Por supuesto, de vez en cuando, date un capricho).

Los estadounidenses comen alrededor de un tercio de sus comidas en restaurantes, por lo que no es de extrañar que las calorías se acumulen si no tenemos cuidado. Con un poco de vigilancia y mucho autocontrol, ciertamente no tienes que renunciar a tus salidas de noche para mantenerte saludable. Además, ¿quién quiere lavar los platos?

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?