Ir al contenido principal

Maneras de ayudar a preparar a tu hijo para la cirugía

Pediatrician High five PatientPrepararse para una cirugía puede ser abrumador para los adultos, incluso cuando saben que está destinada a ayudarlos a sentirse mejor a largo plazo. Cuando tu hijo se somete a un procedimiento, es posible que se sienta ansioso o con miedo a lo desconocido. Afortunadamente para los padres, existen varias formas de ayudar a calmar los temores de los niños.

Dependiendo de la edad y el nivel de madurez del niño, aquí están las pautas para prepararlo para la cirugía:

Niños pequeños (de 1 a 3 años)

  • Coméntale a tu hijo acerca de la cirugía con 1-3 días de anticipación y que irá al hospital para que el médico pueda ayudarlo a sentirse mejor.
  • Deja que elija un animal de peluche, juguete o manta favoritos para llevarlo al hospital.

Niños en edad preescolar (de 4 a 5 años)

  • Informa a tu hijo con 3-5 días de anticipación sobre la cirugía. Es probable que sienta curiosidad y quiera saber qué esperar.
  • Si le preocupa que su operación sea un castigo por ser malo, asegúrale que no es así.
  • Algunos niños tienen miedo de que les hagan daño en las partes del cuerpo. Explica en términos sencillos lo que se está curando.
  • Estar separado de los padres también puede ser aterrador. Hazle saber que estarás en el hospital con él y lo llevarás a casa después de la cirugía.
  • Leer libros sobre el hospital y dejarlo jugar con un kit médico de juguete también son excelentes maneras de ayudar a los preescolares.

Edad escolar joven (6-12 años)

  • Habla sobre su procedimiento al menos una semana antes.
  • A menudo, a los niños les preocupa que la cirugía afecte la forma en que se ven o cómo los ven los demás.
  • A menudo quieren más detalles sobre lo que sucede antes, durante y después de la cirugía. Hazle saber que recibirá medicamentos especiales para dormir y que no sentirá ni oirá nada durante la operación.

Adolescentes (a partir de 13 años)

  • Los adolescentes pueden preocuparse de que su cuerpo se dañe o de que no se vean o se sientan bien después.
  • También pueden estar preocupados por cómo un procedimiento puede afectar a sus amistades y/o independencia, las cuales valoran.
  • Asegúrate de incluir a los adolescentes en las conversaciones y decisiones sobre su cirugía para ayudarles a sentirse más en control. Saber qué esperar y estar preparado de antemano puede ayudar a aliviar el estrés para toda la familia.
Para que la transición a casa después de la cirugía sea más fácil, tu médico puede proporcionar instrucciones de cuidado después de la cirugía con anticipación. Repasarlos con tu hijo unos días antes de la operación los preparará para la recuperación y los próximos pasos, para que puedan enfocarse en su futuro.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?