Ir al contenido principal

No estreses tu corazón - 4 consejos para aliviar el estrés

El estrés es una parte normal de la vida. Puede originarse por causas físicas, como una enfermedad o no dormir lo suficiente. O vínculos emocionales, como problemas financieros o la muerte de un ser querido (y causas aún menos dramáticas, como las obligaciones y presiones cotidianas que te hacen sentir que no tienes el control).

¿Cómo el estrés daña tu corazón?

El cortisol es una hormona producida en respuesta al estrés. Los niveles altos de cortisol pueden aumentar los triglicéridos, el colesterol en la sangre y la presión arterial, los factores de riesgo tradicionales para las enfermedades cardíacas.

El estrés crónico también puede causar cambios fisiológicos directos que promueven la aterosclerosis, la acumulación lenta de depósitos de placa en las arterias del corazón. El estrés relativamente menor también puede desencadenar problemas cardíacos, e incluso el estrés crónico puede afectar la forma en que la sangre se coagula. La sangre espesa aumenta el riesgo de derrame cerebral.

 

¡Espera! Antes de estresarte por el estrés

Afortunadamente, puedes disminuir el efecto del estrés en tu cuerpo al identificar las situaciones que lo causan y aprender a controlar tus reacciones mentales y físicas a estas situaciones. Esto también significa adoptar hábitos de estilo de vida que te hagan menos vulnerable a los efectos que el estrés tiene en tu corazón.

Cuatro consejos para aliviar el estrés

  1. Suda – El ejercicio puede ayudar a contrarrestar los efectos dañinos del estrés crónico. Para la salud cardíaca, intenta realizar al menos 30 minutos de actividad física moderadamente intensa, como caminar enérgicamente, la mayoría de los días de la semana. Las personas que hacen ejercicio tienen una menor respuesta física al estrés: su presión arterial y su frecuencia cardíaca no aumentan tanto como en las personas bajo estrés que no hacen ejercicio.
  2. Busca apoyo – La investigación sugiere que tener una red de apoyo social fuerte, como estar casado, tener a alguien con quien puedas hablar y confiar o pertenecer a una o más organizaciones o una religión, puede reducir tu nivel de estrés. Un sistema de apoyo fuerte también te ayuda a cuidar mejor de ti mismo.
  3. Busca tratamiento para la depresión y la ansiedad: la depresión y la ansiedad pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca o el riesgo de muerte si ya la tienes. Pregúntale a tu médico sobre el tratamiento (y las técnicas de reducción del estrés), la terapia y los medicamentos que pueden ayudar.
  4. Trabaja para reducir el estrés relacionado con el trabajo: los estudios muestran que tener un trabajo exigente que ofrece pocas oportunidades para tomar decisiones o proporciona poca recompensa puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas. El riesgo aumenta cuando experimentas un cúmulo de estrés, como no tener un sistema de apoyo fuerte o sentirte ansioso en forma crónica. Para evitar el agotamiento relacionado con el trabajo, reserva 10 minutos de tiempo de inactividad cada día para relajarte.

El alivio del estrés es el alivio del corazón

Las respuestas de tu cuerpo al estrés están diseñadas para protegerte, pero cuando se activan constantemente, el estrés puede causarte daño. Utiliza estos consejos para ayudar a controlar lo que puedas y reducir el riesgo de estresar tu corazón.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?