Ir al contenido principal

Preocupaciones de salud infantil: Eliminar el miedo a la fiebre

La fiebre es una de las preocupaciones de salud infantil que puede hacer que los padres se pregunten qué hacer. ¿Deberías llamar al médico, ir a la sala de emergencias o darle a tu hijo medicamentos para bajar la fiebre?

Es importante recordar que la mayoría de las veces la fiebre no es grave. De hecho, la fiebre por debajo de 102.2 grados Fahrenheit generalmente no necesita tratamiento si tu hijo tiene más de tres meses de edad y actúa con normalidad (o menos de tres meses con una temperatura rectal inferior a 100.4 grados Fahrenheit).

La fiebre no es una enfermedad, sino más bien un síntoma de una enfermedad. La mayoría de las fiebres son causadas por una infección u otra enfermedad, pero también pueden ser el resultado de un exceso de ropa o las vacunas. La fiebre, junto con otros síntomas, también puede ser causada por problemas de salud infantil más graves. Es por eso que es importante vigilar la condición general de tu hijo, así como tomarle temperatura para decidir si tu hijo tiene una enfermedad menor o necesita ver a un médico.

Primeros pasos para aliviar la fiebre

Si un niño se siente molesto y tiene una temperatura superior a 98.6 grados Fahrenheit, hay algunas cosas que puedes hacer para aliviar los síntomas que pueden estar asociados con la fiebre:

  • Dale acetaminofén o ibuprofeno de acuerdo con las dosis recomendadas para la altura y el peso que se indican en el envase. (No se recomienda la aspirina en niños menores de 12 años debido al riesgo asociado de síndrome de Reye, una enfermedad potencialmente mortal. Si tu hijo es menor de dos años, consulta con tu médico antes de administrar cualquier medicamento).
  • Dale un baño con esponja y agua tibia. (No coloques alcohol en el agua, ya que puedes intoxicar a tu hijo).
  • Viste a los niños con ropa ligera, cúbrelos con una sábana o manta ligera y mantén la habitación a una temperatura confortable.
  • Dale líquidos para evitar la deshidratación. (Evita las bebidas deportivas que pueden empeorar la diarrea, limita el consumo de jugos de frutas y manzana, y aléjate de las bebidas que contienen cafeína).
  • Anima a los niños a descansar lo suficiente.

¿Cuándo acudir a un médico si tu hijo tiene fiebre?

Saber cuándo llamar al médico o llevar a un niño a la sala de emergencias por fiebre depende de la edad del niño, la enfermedad y otros síntomas. Comunícate con el consultorio médico si un niño menor de tres meses tiene una temperatura de 100.4 grados Fahrenheit o superior, o si un niño mayor tiene una fiebre superior a 104 grados Fahrenheit.

Además, llama al médico si un niño mayor tiene fiebre más baja, pero se niega a beber líquidos, tiene diarrea persistente o vómitos repetidos, muestra signos de deshidratación o experimenta fiebre recurrente.

Acudir a la sala de emergencias puede ser necesario en los casos en que un niño con fiebre también:

  • Llora inconsolablemente durante horas y está muy irritable.
  • Desarrolla una erupción o manchas que parecen moretones.
  • Tiene el cuello rígido.
  • Se vuelve flácido y se niega a moverse.
  • Tiene dificultad para respirar, dolor de cabeza intenso, o labios, lengua o uñas azules.

Todos los niños tienen fiebre en algún momento, y la mayoría se recupera rápidamente, por lo general en cuestión de días. Si tu hijo come y duerme bien, lo más probable es que no necesite ningún tratamiento. Pero si tienes preguntas sobre la afección de tu hijo, llama al médico. 

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?