Ir al contenido principal

¿Qué es la insuficiencia cardíaca?

Aunque el término insuficiencia cardíaca suena aterrador, esta afección generalmente se puede tratar. La insuficiencia cardíaca no significa que el corazón haya dejado de funcionar. Significa que el corazón está debilitado y no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo.

Debido a que el corazón no bombea sangre como debería, se puede acumular líquido en los pulmones y otras partes del cuerpo. Además, los órganos como los riñones y el cerebro reciben menos sangre. Los síntomas más comunes de insuficiencia cardíaca son dificultad para respirar, hinchazón de pies y piernas y fatiga/cansancio.

En la mayoría de los casos, la insuficiencia cardíaca es una afección crónica, lo que significa que puede tratarse y controlarse, pero no se puede curar. En algunos casos, la cirugía puede ayudar. Un médico puede recetar medicamentos para hacer que el corazón funcione más eficientemente y ayudar a aliviar los síntomas. Además, hay cosas que un paciente puede hacer para ayudar al corazón, como reducir la sal, mantenerse activo, descansar lo suficiente y tener citas regulares con un médico.

Causas más comunes de la insuficiencia cardíaca

Hay muchas causas subyacentes de la insuficiencia cardíaca.

  • Cardiopatía coronaria – depósitos grasos dentro de las arterias coronarias que reducen el flujo sanguíneo al corazón
  • Ataque cardíaco pasado
  • Presión arterial alta
  • Cardiomiopatía causada por debilitamiento de los músculos del corazón y/o agrandamiento de las cámaras
  • Enfermedad de la válvula cardíaca
  • Diabetes
  • Otras afecciones, incluyendo enfermedad pulmonar, enfermedad renal, ritmo cardíaco rápido/irregular, obesidad

Síntomas de insuficiencia cardíaca

  • Falta de aire, especialmente cuando estás acostado
  • Despertarse por la noche sin poder respirar
  • Tos seca o sibilancias
  • Hinchazón de los pies y las piernas
  • Abdomen hinchado o sensible, náuseas, pérdida del apetito
  • Fatiga/cansancio y debilidad
  • Palpitaciones (sensación de palpitaciones/golpes en el pecho o el cuello)
  • Confusión, deterioro de la memoria y/o insomnio

Diagnóstico de insuficiencia cardíaca

Para ayudar a diagnosticar el problema, un médico puede usar uno o más exámenes, incluyendo:

  • Radiografía de tórax
  • Electrocardiograma (ECG), una prueba simple que registra la actividad eléctrica del corazón
  • Monitoreo Holter, un registro continuo del ritmo cardíaco, utilizando un dispositivo portátil
  • Ecocardiograma, un ultrasonido que muestra el corazón y el patrón del flujo sanguíneo
  • Exámenes de laboratorio, como hemograma, análisis de orina, química sanguínea, etc.
  • Cateterismo cardíaco, en el que se guía un tubo largo y delgado hacia el corazón para medir la presión dentro del corazón, y se estudia qué tan bien está bombeando y toma imágenes de la arteria y las cámaras.

Tratamiento de la insuficiencia cardíaca

Cuando un paciente tiene insuficiencia cardíaca, un médico puede recetar medicamentos para mejorar la forma en que el corazón bombea y aliviar los síntomas. Los medicamentos comúnmente recetados para la insuficiencia cardíaca incluyen:

  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ACE) para facilitar el bombeo del corazón
  • Betabloqueadores para ayudar a frenar la progresión de la enfermedad
  • Digitalis para mejorar la capacidad de bombeo del corazón
  • Diuréticos para eliminar el exceso de sal y líquido del cuerpo

Otras opciones de tratamiento incluyen:

  • Desfibrilador cardioversor implantable (ICD), un dispositivo electrónico de estimulación cardíaca
  • Terapia de resincronización cardíaca (CRT), comúnmente llamada marcapasos
  • Dispositivo de asistencia ventricular izquierda (LVAD), un dispositivo de bomba cardíaca implantado
  • Cirugía de trasplante de corazón
  • Intervención coronaria percutánea (PCI), un procedimiento de catéter cardíaco para abrir arterias bloqueadas
  • Cirugía de bypass coronario, para crear una derivación alrededor de un bloqueo arterial
  • Cirugía de válvula cardíaca, para reparar o reemplazar una válvula cardíaca defectuosa

Si crees que estás teniendo un ataque cardíaco, llama al 9-1-1 de inmediato para que una ambulancia te lleve al hospital. No intentes conducir tú mismo. 

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?