Ir al contenido principal

Reducir o controlar los riesgos del embarazo para mujeres mayores de 35 años

Sabiendo que los riesgos son mayores cuando te embarazas con más de 35 años, querrás hacer todo lo que esté a tu alcance para tener un embarazo saludable y fomentar el crecimiento saludable de tu bebé. 

Estas son algunas maneras de hacerlo:

  • Pide una cita antes de la concepción. Siempre es una buena idea programar una cita con tu proveedor de atención médica antes de intentar concebir, particularmente si tienes más de 35 años. Tu médico puede mostrarte cómo trazar tu ciclo menstrual para ayudarte a saber cuándo estás ovulando. Tu médico hablará contigo acerca de los cambios que puedes necesitar hacer en tu dieta o estilo de vida y discutirá los medicamentos que estás tomando actualmente que pueden necesitar ser cambiados para ayudar a prevenir defectos congénitos.
  • Consigue atención prenatal periódica. Solicita una cita con tu médico tan pronto como te enteres de que estás embarazada y asegúrate de ir a todas las revisiones prenatales. Averigua si hay alguna prueba o vacuna, como una vacuna contra la gripe, que puedas necesitar.
  • Aumenta la cantidad correcta de peso. Tu proveedor de atención médica puede aconsejarte sobre cuánto peso debes aumentar en función de tu peso antes del embarazo. Asegúrate de comer alimentos saludables y hacer ejercicio regularmente, suponiendo que tu médico haya aprobado el entrenamiento físico.
  • Consume una vitamina prenatal. Toma diariamente una vitamina prenatal que contenga al menos 400 microgramos de ácido fólico y vitamina B. Si es posible, comienza a tomarla incluso antes de concebir, ya que puede ayudar a prevenir defectos congénitos importantes en el cerebro y la columna vertebral en desarrollo. 
  • Hazte revisiones dentales regulares. No olvides cuidar tus dientes y encías cuando estés embarazada y asegúrate de ir regularmente a tu dentista. Los cambios hormonales en tu cuerpo pueden aumentar el riesgo de padecer una enfermedad de las encías que, a su vez, puede afectar a tu bebé en desarrollo.
  • Sigue una dieta saludable. Cuando estás embarazada tu cuerpo necesita más ácido fólico, hierro, vitamina D, colina y Omega-3. Busca alimentos ricos en nutrientes esenciales como granos integrales, bayas, salmón, frijoles y huevos bien cocinados.
  • Toma una clase de yoga prenatal. El yoga prenatal puede beneficiar a cualquier mujer embarazada, las investigaciones han demostrado que puede ayudar a mejorar el sueño, aumentar la resistencia muscular necesaria para el parto y disminuir el dolor lumbar. Un beneficio particular para las mujeres mayores de 35 años, es que el yoga prenatal puede ayudar a reducir la ansiedad, que puede ser mayor en las mujeres con un embarazo de alto riesgo. Es importante controlar esta ansiedad ya que se ha demostrado que los niveles de estrés materno afectan al bebé. Un estudio incluso relaciona la ansiedad durante el embarazo con el desarrollo de TDAH más adelante en la vida de los niños.

A pesar de que hay riesgos adicionales asociados con el embarazo con más de 35 años, no dejes que esto te asuste. Muchas mujeres mayores tienen embarazos y recién nacidos perfectamente saludables. Pero es importante que te eduques sobre los riesgos y te informes sobre tu embarazo para que puedas ser proactiva en el mejor cuidado de ti misma.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?