Ir al contenido principal

Sé inteligente sobre la piel: Protégete del sol

Ya sea un paseo rápido, asistir a un concierto al aire libre, organizar una comida al aire libre, jugar al golf, realizar jardinería o construir un castillo de arena, a todos nos gusta pasar tiempo al aire libre en los meses más cálidos. Entonces, ¿cómo nos protegemos a nosotros mismos y a nuestras familias del sol y sus rayos UV dañinos? ¿Y es realmente necesario?

El cáncer de piel, que es causado principalmente por la exposición a rayos ultravioletas (UV), es la forma más común de cáncer en los Estados Unidos. Otro hecho clave, según la Sociedad Americana Contra el Cáncer: en los Estados Unidos se diagnostican más casos de cáncer de piel que todos los demás cánceres combinados.  Aquellos que pasan mucho tiempo al sol y están expuestos a los rayos UV están en mayor riesgo. Pero hay buenas noticias. La prevención y la detección temprana pueden ayudar a combatir el cáncer de piel y minimizar los efectos dañinos del sol.

Estos son algunos consejos importantes y pasos proactivos para que te protejas a ti y a tu familia:

  1. Busca la sombra - especialmente entre las 10 a. m. y las 4 p. m. Es cuando la luz UV es más fuerte.
  2. Utiliza la prueba de “sombra” para determinar si los rayos del sol son más fuertes. Si tu sombra es más corta de lo que eres, los rayos están en su pico más alto. ¡Cúbrete!
  3. Cuando estás afuera, usa ropa protectora para cubrir tu piel. Ten en cuenta que si puedes ver la luz a través de ella, no te estás protegiendo contra los rayos UV.
  4. Usa protector solar de amplio espectro resistente al agua. Amplio espectro significa que ha sido probado para proteger contra los rayos UVA y UVB. Sin esa etiqueta, no se puede afirmar que brinda protección contra el cáncer de piel. Además, lee el tiempo de protección resistente al agua en la etiqueta (que muestra 40 u 80 minutos) indicando el tiempo estimado entre aplicaciones.
  5. Aplica el protector solar de manera correcta y generosamente en la cara, orejas, cuello, brazos y cualquier otra piel expuesta. La cantidad recomendada es de aproximadamente una onza, que equivale a una palma de la mano llena, para cada área.
  6. Utiliza un sombrero de ala ancha (con un borde de 2 a 3 pulgadas), preferiblemente con una parte inferior oscura y no reflectante del ala para ayudar contra los rayos que se reflejan del agua y otras superficies.
  7. Usa gafas de sol que bloqueen los rayos UV – idealmente aquellas que bloquean el 99 % o más de los rayos UVA y UVB. Si no están etiquetadas con el nivel de protección UV, no asumas que lo tienen.
  8. Los niños deben usar gafas de sol de protección UV reales, no de juguete.
  9. Evita las camas bronceadoras y las lámparas solares – las camas bronceadoras emiten rayos UVA y generalmente también rayos UVB, lo que puede contribuir al cáncer de piel y al daño de la piel a largo plazo. Si te gusta el bronceado, puedes probar un producto autobronceador.
  10. Protege a los niños – cúbrelos, colócales protector solar cada vez que salgan al aire libre y limita su exposición a grandes cantidades de luz solar.
  11. Bebés menores de 6 meses – no los expongas a la luz directa del sol, protégelos con sombreros y ropa y colócales protector solar cuando no haya sombra o ropa protectora disponible.

Si te preocupa la exposición al sol en el pasado, hazte revisar por un médico especialista en dermatología y cáncer de piel. Además, si notas cualquier lunar o irritación de la piel que haya cambiado de color, tamaño o forma, hazlo examinar rápidamente. La detección temprana es tu segunda mejor defensa contra el cáncer de piel y aumenta tus posibilidades de un mejor resultado.

Así que a medida que se acerca el verano, ahora es el momento de desarrollar buenos hábitos para la piel al planificar con anticipación, prepararte con ropa protectora y protector solar, y buscar sombra siempre que sea posible. Mientras estás en ello, para verte y sentirte mejor, bebe mucha agua, limita el consumo de alcohol, descansa bastante, controla el estrés en tu vida y no uses productos de tabaco. Tu piel radiante te lo agradecerá.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?