Ir al contenido principal

Síndrome del túnel carpiano: Hormigueo, entumecimiento y dolor

Hormigueo y entumecimiento en la mano. Dolor que brota de la muñeca hasta el brazo. Debilidad y/o torpeza en la mano. Si padeces esos síntomas, es posible que tengas el síndrome del túnel carpiano, una afección que empeora con el tiempo para la mayoría de las personas que lo padecen.

¿Cómo sucede el síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano ocurre cuando un nervio en la muñeca (llamado nervio mediano) se pellizca. Un espacio en la muñeca (el túnel carpiano) contiene el nervio mediano y nueve tendones que van del antebrazo a la mano.

Si tienes el síndrome del túnel carpiano, puedes creer que fue causado por el uso repetido de un teclado y el ratón de la computadora. Sin embargo, la causa se desconoce con frecuencia y puede ser una combinación de factores, incluyendo:

  • Lesión en la muñeca
  • Artritis
  • Uso repetido de herramientas manuales vibratorias
  • Retención de líquidos durante el embarazo o la menopausia (crea hinchazón y presión en el nervio)
  • Herencia (por ejemplo, nivel de espacio para el nervio)
  • Diabetes
  • Desequilibrio tiroideo

El síndrome del túnel carpiano ocurre con más frecuencia en las mujeres que en los hombres. Por lo general, los síntomas comienzan gradualmente, pero tienden a aumentar. Al principio, puedes sentirlos por la noche. Luego también pueden comenzar a ocurrir durante el día. Los síntomas con frecuencia incluyen dolor, entumecimiento u hormigueo, el entumecimiento y hormigueo más a menudo en el lado del pulgar de la mano. Algunas personas tienen problemas para pellizcar, así como movimientos delicados como abotonarse los botones. En casos graves, los músculos pueden encogerse.

Diagnóstico y tratamiento del síndrome del túnel carpiano

Para averiguar si tienes el síndrome del túnel carpiano, tu médico discutirá tus síntomas contigo y llevará a cabo un examen para buscar signos de hormigueo, entumecimiento o debilidad. Tu médico también puede ordenar radiografías para buscar las causas de tu malestar, como artritis o fractura de hueso, u ordenar pruebas eléctricas de la función nerviosa.

Si se detecta temprano, el síndrome del túnel carpiano generalmente se puede tratar sin cirugía. Los tratamientos no quirúrgicos pueden incluir:

  • Usar una férula de muñeca por la noche para mantener la muñeca en una posición neutral que reduzca la presión sobre el nervio
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios como ibuprofeno para aliviar el dolor y la inflamación
  • Cambiar los patrones de uso de la mano para ralentizar o detener la progresión debido a movimientos repetitivos
  • Recibir una inyección de esteroides para reducir la inflamación alrededor del nervio mediano
Dependiendo de la gravedad de los síntomas, tu médico puede recomendar la cirugía si no mejoras. El objetivo de la cirugía es crear más espacio para el nervio mediano al cortar el ligamento que forma la parte superior del túnel carpiano. La cirugía, que generalmente se realiza de forma ambulatoria, implica una incisión o corte en la muñeca. Después de la cirugía, la recuperación es lenta y puede tardar hasta dos meses. En casos graves, es posible que los síntomas no desaparezcan por completo. 

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?