Ir al contenido principal

Sangrados nasales y cómo detenerlos

bloody noseLos sangrados nasales son muy comunes, especialmente en niños de 2 a 10 años y adultos de 50 a 70 años. Sin embargo, cuando se trata de tu hijo, puede ser especialmente inquietante y estresante si es la primera vez o la quinta vez que sale sangre de una fosa nasal, a menos que sepas lo que tienes que hacer. Así que respira profundo y veamos los hechos.

¿Qué causa un sangrado nasal?

Según los Institutos Nacionales de la Salud, los sangrados nasales (también llamados “epistaxis”) pueden ser causados por factores locales, sistémicos, ambientales o inducidos por medicamentos. Las causas locales pueden incluir: tocar o rascar el área nasal, un tabique desviado o un traumatismo. Las causas ambientales, como alergias, aire frío, problemas sinusales o sequedad extra en los meses de invierno son muy comunes. El ibuprofeno o el uso excesivo de aerosoles nasales descongestionantes son ejemplos de causas relacionadas con medicamentos.

¿Cómo detener un sangrado nasal?

  1. Si estás ayudando a un niño, colócalo en posición sentada y aprieta suavemente la parte blanda de la nariz entre el pulgar y el dedo (para que las fosas nasales estén cerradas) durante 10 minutos completos.
  2. Pídele que se incline hacia adelante (sí, hacia adelante) para evitar que trague sangre y dile que respire por la boca.
  3. Espera al menos 10 minutos antes de comprobar si el sangrado se detuvo.

Nota:  contrariamente a la creencia popular, no se recomienda acostarse con un sangrado nasal.

Trata de evitar sonarte la nariz o sorber durante varias horas después de un sangrado nasal.

¿Cómo prevenir los sangrados nasales frecuentes?

  • Mantén tu hogar fresco y utiliza un vaporizador para aumentar la humedad del aire.
  • Usa aerosol de solución salina nasal y gelatina soluble en agua (como el gel Ayr) para evitar que los revestimientos nasales se sequen en los meses de invierno.

¿Cuándo ponerse en contacto con un profesional médico?

Menos del 10 % de los sangrados nasales son motivo de preocupación, pero estas son algunas pautas generales para cuándo buscar ayuda médica:

  • Si tú o un familiar tiene sangrados nasales frecuentes o persistentes.
  • Si los sangrados nasales no parecen estar relacionadas con un problema sinusal, resfriado u otra irritación menor.
  • Si se producen sangrados nasales después de una cirugía sinusal u otro tipo de cirugía.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?