Ir al contenido principal

Seis consejos para un Halloween seguro

Parece que Halloween es el día festivo que marca el comienzo del torbellino de festividades. Aunque Halloween es emocionante tanto para niños como para adultos, hay algunos pasos adicionales que debemos tomar para asegurarnos de que la diversión continúe.

  1. Cuidado con los autos. ¿Sabías que en Halloween, los niños tienen cuatro veces más probabilidades de ser atropellados por un auto que cualquier otra noche? Indica a tus hijos que no caminen entre automóviles, que estén siempre atentos a los conductores y que crucen en las esquinas de las calles en grupos.
  2. Recuerda que los dulces contienen ingredientes que causan alergias. En ese delicioso caramelo podría estar oculto el trigo, maní o leche, fuentes de alergias graves para muchos adultos y niños. Mientras revisas las etiquetas en busca de ingredientes, especialmente cuando tienes un hijo con alergias, también debes estar atento a los dulces sospechosos.
  3. Asegúrate de ser visible en la oscuridad. Definitivamente lleva una linterna o palitos que brillan. Usa cinta reflectante para aumentar la visibilidad de tu disfraz o el de tu hijo. Y si se resisten, siempre puedes hacer que tu bolsa de regalo sea extremadamente reflectante o incluso conectar luces LED.
  4. Haz un plan y apégate al mismo Si te encuentras en el punto en el que tus hijos están ejerciendo su independencia, tómate tu tiempo para hablar sobre un plan de rutas “aprobadas” a través del vecindario. Asegúrate de que estén de acuerdo en seguirlo. Describe con qué vecindarios empezarán, adónde irán y cuáles evitarán.
  5. Usa zapatos cómodos y ten cuidado con los peligros de tropiezo. Este es bastante obvio. Caminarás por el vecindario en la oscuridad. Prepárate para lidiar con bordillos, baches, decoraciones en el suelo y unas cuantas millas.
  6. Busca las luces de porche. Puede ser una sorpresa para tus hijos, pero no todos quieren participar en Halloween. Recuérdales que realicen el “dulce o truco” en casas bien iluminadas con la luz de su porche encendida. Enseña a los niños que una casa a oscuras puede significar que nadie está en casa, o que se han ido a dormir. Y por último, recuérdales a tus hijos que las mismas reglas de peligro para extraños se aplican incluso en Halloween: nunca entren en la casa de un extraño, incluso si están repartiendo dulces.

Lo principal es hablar con tus hijos sobre la seguridad fuera del hogar y con los extraños. Ahora también es un buen momento para hablar de una dieta equilibrada. (¡No tienen que comer todos esos dulces de una sola vez!) Establece límites como dos caramelos por noche sólo después de la cena, o cualquier límite con el que te sientas cómodo.

¡Que se diviertan!

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?