Ir al contenido principal

Separar los hechos de la ficción sobre el colesterol

Muchas personas no son conscientes de cómo el colesterol afecta su salud en general. Pero para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales, es importante que todos sepan lo que separa los hechos de la ficción al hablar del colesterol.

Según los Centros para el Control de Enfermedades, un nivel saludable es inferior a 170 mg/dl de colesterol total. Aprende cómo mantener ese nivel al verificar los hechos, y eliminar los mitos sobre el colesterol.

Mito: Solo los adultos tienen altos niveles de colesterol.

Realidad: Los niños y adolescentes también pueden tener colesterol alto. Más de una quinta parte de los niños estadounidenses de 12 a 19 años tienen al menos un nivel anormal de lípidos. Eso significa que tienen niveles altos de LDL en sangre, el “colesterol malo”.

Mito: Todo el colesterol es malo.

Realidad: HDL es una lipoproteína de alta densidad. Lleva el colesterol al hígado y el hígado lo elimina del cuerpo. Los niveles altos de HDL son buenos, ya que disminuyen el riesgo de desarrollar una afección cardíaca.

Mito: Puedo sentir cuando mi colesterol se está elevando.

Realidad: Sin signos ni síntomas, la única manera de saber si tu colesterol está alto es mediante un análisis de sangre. Los CDC recomiendan hacerse revisar el colesterol cada 4 a 6 años. Pregúntale a tu médico cuál es la frecuencia adecuada de los exámenes para ti.

Mito: La gente delgada no tiene colesterol alto.

Realidad:  Si bien los que tienen sobrepeso son más propensos a tener colesterol alto, cualquier persona puede tenerlo. Las personas que consumen demasiadas grasas saturadas o trans en los alimentos que comen corren el riesgo de desarrollar colesterol alto, independientemente de su peso.

Mito: Las mujeres no necesitan preocuparse por el colesterol alto.

Realidad: El colesterol alto afecta tanto a hombres como a mujeres. A medida que las personas envejecen, es más probable que sus niveles de colesterol también aumenten.

Mito: Mantengo una dieta saludable y hago ejercicio, por lo que el colesterol alto no me afecta.

Realidad: Otros factores, como el sobrepeso, el envejecimiento y la herencia también pueden afectar los niveles de colesterol. Sin embargo, mantener una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio regularmente son importantes para la salud cardiovascular.

Mito: No puedo hacer nada para controlar mis niveles de colesterol.

Realidad: Hay varias cosas que puedes hacer para equilibrar tus niveles de colesterol.

  • Realizarse exámenes
  • Tener una dieta saludable
  • Mantener un estilo de vida activo
  • No fumar
  • Buscar antecedentes familiares de colesterol y enfermedades cardíacas

Mito: Tomo medicamentos para mi colesterol, así que no tengo que ajustar mi estilo de vida.

Realidad: Si bien los medicamentos pueden ayudar a controlar los niveles de colesterol, la dieta y el ejercicio pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. 

 

FUENTES

https://www.cdc.gov/cholesterol/cholesterol_education_month.htm#references

https://medlineplus.gov/ldlthebadcholesterol.html

https://www.cdc.gov/features/cholesterol-myths-facts/index.html

https://www.heart.org/en/health-topics/cholesterol/about-cholesterol/common-misconceptions-about-cholesterol

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?