Ir al contenido principal

Signos de la apendicitis

Conoce los signos de la apendicitis

Hay muchas razones por las que podrías tener dolor abdominal, incluyendo estreñimiento, intoxicación alimentaria, infección del tracto urinario, gastroenteritis viral o apendicitis. Los signos de la apendicitis pueden confundirse con otras causas de dolor en el área del estómago, pero las consecuencias pueden poner en peligro la vida. Entonces, ¿cómo conocer la diferencia y por qué es importante entender los signos de advertencia de la apendicitis?

La apendicitis es causada por una inflamación del apéndice. El apéndice es:

  • Un órgano pequeño parecido a un tubo
  • De aproximadamente 4 pulgadas de largo
  • Está fijado a la primera parte del intestino grueso, o colon
  • Ubicado en el lado inferior derecho del abdomen

El apéndice no tiene ninguna función conocida, pero pueden surgir problemas si se bloquea por materia fecal o alguna otra causa que resulte en inflamación. Si la obstrucción no se trata, el apéndice puede estallar y diseminar la infección al cuerpo.

Entender los signos de la apendicitis

Cualquier persona puede tener apendicitis, pero generalmente se produce entre las edades de 10 y 30 años y afecta predominantemente a los hombres. El signo más común de la apendicitis es el dolor que se desarrolla alrededor del ombligo y luego se desplaza hacia la parte inferior derecha del abdomen mientras aumenta la gravedad. Los síntomas adicionales asociados con la apendicitis pueden incluir:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Pérdida del apetito
  • Fiebre baja
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Hinchazón abdominal
  • Incapacidad para expulsar gases

El dolor abdominal puede empeorar después de toser, caminar, estornudar, respirar profundamente o experimentar un movimiento de sacudida. No todas las personas experimentan los mismos síntomas o ubicación del dolor. Por ejemplo, los niños pequeños y las mujeres embarazadas pueden tener dolor en otros lugares. Algunos pacientes pueden sentirse mal debido a una afección médica subyacente, por lo que un médico querrá descartar otros problemas de salud basándose en la historia clínica.

Diagnóstico y tratamiento de la apendicitis

La apendicitis requiere atención médica inmediata. Los pasos en el diagnóstico de apendicitis generalmente son:

  • Examen exhaustivo del abdomen
  • Revisión de los síntomas
  • Posible análisis de sangre para comprobar si hay un recuento alto de glóbulos blancos
  • Análisis de orina para descartar una infección del tracto urinario o cálculo renal
  • Prueba por imágenes para encontrar otras causas del dolor (si no está claro)

El tratamiento puede comenzar con antibióticos y líquidos intravenosos. Dependiendo de la gravedad de la condición, puede ser necesaria una cirugía, llamada apendicectomía.

El procedimiento se puede realizar ya sea a través de una incisión o utilizando un laparoscopio. La cirugía convencional requiere hacer un pequeño corte en la parte inferior derecha del abdomen para permitir el acceso al apéndice.

El procedimiento laparoscópico implica el uso de instrumentos diminutos insertados a través de varias incisiones abdominales pequeñas.

En general, los pacientes que se someten a cirugía laparoscópica requieren menos analgésicos y tienen una recuperación más rápida con menos cicatrices en comparación con la cirugía abierta.

No existe un remedio casero efectivo para tratar la apendicitis. Es una emergencia médica que requiere atención inmediata. Un retraso en la obtención de tratamiento puede conducir a complicaciones tales como:

  • Peritonitis (inflamación del revestimiento del abdomen)
  • Ruptura del apéndice, causando infección generalizada
  • Muerte

La recuperación suele ser rápida y completa cuando las personas obtienen tratamiento de inmediato. Para obtener más información acerca de la apendicitis, habla con tu médico.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?