Ir al contenido principal

Cirugía bariátrica puede beneficiar a los diabéticos

jun. 19, 2019

La American Diabetes Association informa que casi 18.8 millones de niños y adultos en los Estados Unidos tienen diabetes. Estas epidemias gemelas de obesidad y diabetes han experimentado un aumento en los últimos años debido a que la tasa de obesidad entre los adultos se ha duplicado desde 1980 y el sobrepeso es uno de los principales factores de riesgo cambiantes para la diabetes tipo 2.

El exceso de peso corporal aumenta el riesgo de desarrollar diabetes porque aumenta la resistencia del cuerpo a la insulina, lo que dificulta la disminución de la glucosa en sangre. Con el tiempo, las personas con niveles elevados de azúcar en sangre y diabetes pueden experimentar enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, ceguera, insuficiencia renal, amputaciones de piernas y pies y complicaciones durante el embarazo.

Muchas personas obesas u obesas mórbidas (con un IMC de más de 40) recurren a la cirugía bariátrica para que les ayude a perder peso cuando fracasan otros esfuerzos de pérdida de peso. La popularidad de la cirugía de pérdida de peso ha aumentado con la cirugía de derivación gástrica representando el 80% de todas las cirugías de pérdida de peso en los EE. UU. La cirugía bariátrica ayuda a lograr la pérdida de peso a largo plazo ya sea reduciendo el tamaño del estómago para disminuir el consumo de alimentos, o acortando el intestino delgado para reducir la cantidad de absorción de nutrientes.

Además de ayudar a los pacientes a perder peso, la cirugía bariátrica también ha demostrado disminuir la incidencia de diabetes tipo 2. Un estudio publicado en la revista de la American Medical Association mostró que los pacientes obesos con diabetes tipo 2 que se sometieron a bandas gástricas tenían cinco veces más probabilidades de que su diabetes entrara en remisión completa en comparación con los pacientes que siguieron terapias convencionales de pérdida de peso. Otros estudios han reportado resultados similares. Sin embargo, no se han realizado estudios en pacientes con diabetes que no tengan sobrepeso u obesidad para evaluar si experimentarían los mismos resultados. Esto se debe a que estos pacientes no tienen un IMC superior a 35 que los calificaría para la cirugía bariátrica.

La mejoría en la diabetes después de la cirugía bariátrica ocurre antes de una pérdida de peso sustancial. Las investigaciones han demostrado que esto ocurre porque las hormonas en el estómago que se alteró por la cirugía pueden manejar los niveles de glucosa en sangre mejor que la pérdida de peso por sí sola. Estas hormonas ayudan a controlar el consumo de alimentos y mejoran la secreción de insulina y la sensibilidad a la insulina, lo que resulta en una estabilización de los niveles de azúcar en la sangre.

Además de mejorar la diabetes, aquellos que se someten a la cirugía de pérdida de peso también experimentan efectos positivos en otras condiciones asociadas con la obesidad, incluyendo hipertensión, colesterol alto, apnea del sueño, enfermedad articular, asma e infertilidad.

Seminarios mensuales de cirugía de pérdida de peso
Presentados por: Dr. Andrade Werner
Martes 29 de mayo, 7:00 p. m. en el auditorio del lobby principal
North Shore Medical Center
1100 NW 95th Street
Miami, FL 33150

Para obtener más información y hacer una reservación, llama al 1-844-319-6838.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?