Ir al contenido principal

La Dra. Amy Jarvis habla sobre la prevención de derrames cerebrales

jun. 19, 2019

La directora médica del Centro de Derrame Cerebral en North Shore dejó el negocio del café por la comunidad hospitalaria


Mientras que el derrame cerebral se convirtió en la especialidad de la Dra. Amy Lee Jarvis, como directora médica del centro de atención primaria para derrames cerebrales en North Shore Medical Center, el negocio del café fue su vocación inicial.

“Lo llamo mi 'otra vida'”, admitió Jarvis. “La 'Vida Secreta de la Dr. Jarvis'”, dijo riéndose.

Antes de aventurarse a la escuela de medicina en Ross University en Dominica, Jarvis completó su licenciatura en Administración y Gestión de Empresas del American College en Londres. Pronto comenzó a trabajar para una empresa de café y cacao que se ocupaba de la importación, exportación, comercialización, envío y colocación de productos en las bolsas de valores.

Sin embargo, el viaje de Jarvis no fue tan simple como se planeó. Primero se casó con el presidente de una empresa rival y fue a trabajar para la firma de su padre en África Occidental. A través de esta y otras experiencias en el extranjero, obtuvo una comprensión de las perspectivas culturales, especialmente conceptos con los que los estadounidenses podrían estar en desacuerdo. Jarvis dijo que ser de mente abierta, y tener fluidez en francés, la ayuda a conectarse con los pacientes, pero lo más importante, proporciona una sensación de comprensión geográfica.

“Haber viajado mucho y haber vivido en el extranjero, te cambia”, dijo la nativa de Miami-Beach. “Te convierte en un ciudadano global”, afirmó. “Realmente te hace más humilde”.

Pero Jarvis advirtió que las perspectivas culturales también podrían cambiar negativamente la forma en que los pacientes veían la medicina.

“La educación es una pieza enorme porque esta es una población que también es un poco desconfiada y escéptica”, explicó. “Tienen su propia cultura, es una sociedad bastante cerrada”.

Viniendo de una familia de médicos, Jarvis siempre sintió una atracción hacia el campo médico. Jarvis se enfocaría en el estudio porque la mayoría de sus familiares ya eran expertos en derrames cerebrales. Jarvis es considerada una neuróloga vascular.

Jarvis dijo que el derrame cerebral se ha vuelto muy común entre la población actual. También ha notado un fuerte aumento en enfermedades como la hipertensión y la presión arterial alta, especialmente en inmigrantes hispanos y haitianos. ¿El culpable? Un cambio radical en la dieta.

Mientras que algunos afirman que varios alimentos de todo el mundo tienen efectos negativos en la salud general, Jarvis cree que los alimentos más naturales, de la granja a la mesa (que a menudo se encuentran en países con una agricultura diversa), cuando se sustituyen por alimentos rápidos más baratos, tradicionalmente estadounidenses, pueden ser una receta para el desastre. Y cuando se combina con una actitud “relajada” hacia la salud física y neurológica, los pacientes tienen un riesgo aún mayor de enfermedad.

“La gente está acostumbrada a vivir a este nivel enormemente alto [de presión arterial], luego 'BOOM!'”, exclamó Jarvis, describiendo a los nuevos pacientes que sufrían de insuficiencia orgánica multisistémica.

Dijo que era necesario inculcar a los pacientes un mayor sentido de urgencia cuando se trata de autoconciencia médica. “Ahora podemos hacer algo con respecto al derrame cerebral, pero la gente tiene que reaccionar”.

Hizo hincapié en que incluso los pacientes que comen relativamente saludable y hacen ejercicio también podrían estar en riesgo, pero los avances actuales en los campos médicos han permitido que los médicos y los pacientes vean señales de advertencia significativamente antes, tratando así los problemas más rápido. Aun así, si los pacientes no toman la medicación o no toman las medidas necesarias, las aflicciones podrían fácilmente volverse más graves.

La estrecha relación de North Shore entre los médicos, el personal de enfermería y la administración, y su enfoque único hacia la tutoría, son los que ayudan a apoyar a los pacientes y aportan un verdadero sentido de comunidad al hospital.

“Es un buen lugar para mí porque realmente sientes que puedes intentar marcar la diferencia”, dijo Jarvis. “Está bien si me llamas a las dos de la mañana y dices 'no estoy muy seguro de qué hacer'”, dijo sobre el personal de enfermería y los estudiantes de medicina que son todos vistos como verdaderos compañeros.

Jarvis señala que North Shore tiene un grupo base de personal joven bien capacitado y dedicado.

“Se ha convertido en una cruzada personal mejorar también el hospital porque este es nuestro hospital comunitario”, dijo.

Después de la escuela de medicina, Jarvis completó una residencia de neurología en Georgetown University, y una beca en Emory University School of Medicine en Atlanta, antes de migrar a Florida. Dijo que las enfermeras y los médicos jóvenes podrían adquirir experiencia médica real aprovechando los programas de estudio en el extranjero y estudiando de cerca a los pacientes reales.

“La mejor enseñanza es cuando alguien no entiende algo y estás justo al lado; solo enseña, muestra, haz, explica”, dijo. “Mientras lo haces, ahí es cuando aprendes”.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?