Ir al contenido principal

La manera en la que cocinas es tan importante como lo que cocinas

jun. 19, 2019

Evita las grasas altas y los alimentos con alto contenido de sodio

Si quieres seguir una dieta saludable, tendrás que hacer algo más que elegir los alimentos adecuados. También es importante preparar los alimentos de manera saludable. Hay muchos métodos diferentes para reducir el colesterol, la grasa y las calorías sin sacrificar el sabor o pasar todo el día en la cocina.

Para obtener más información sobre cómo comer de forma saludable y proteger tu corazón, asiste a una conferencia gratuita del Dr. Juan Velásquez, el 22 de agosto, al mediodía, en North Shore Medical Center, 1100 NW 95th St., en Miami.

Estos son algunos consejos para ayudarte a servir platos más sabrosos que son nutritivos y excelentes para el corazón.

La forma de preparar los alimentos es tan importante como los alimentos que se preparan.

  • Asa todas las carnes en una rejilla para que puedan escurrir sus propias grasas.
  • Cocina con líquidos como vino, zumo de tomate o zumo de limón en lugar de chorros de grasa.
  • Saltea en un wok con caldo de verduras, vino o un poco de aceite de maní.
  • Utiliza una parrilla para asar y permitir que la grasa gotee lejos de los alimentos.
  • Cocina los alimentos al vapor.
  • Escalfa pollo o pescado sumergiéndolo en líquido a fuego lento.
  • Saltea sobre una plancha antiadherente o una sartén recubierta a fuego alto.
  • Usa spray vegetal antiadherente, una pequeña cantidad de caldo o vino o un poco de aceite frotado en la sartén con una toalla de papel.

Tú puedes hacer que tus recetas favoritas sean más saludables para el corazón mediante la sustitución de ciertos ingredientes y la reducción de la grasa, el colesterol y el sodio.

  • En lugar de leche entera, usa leche evaporada descremada.
  • Reemplaza la crema agria con queso cottage bajo en grasa y yogur bajo en grasa o descremado.
  • En lugar de reducir el consumo de manteca, sustitúyela por aceite de oliva o de canola.
  • Sustituye un huevo entero por sólo la clara y aceite no saturado o por un sustituto de huevo sin colesterol.
  • Sustituye la leche entera o baja en grasa por leche parcialmente descremada o descremada.
  • Sustituye verduras en conserva por verduras frescas o congeladas.
  • Consume quesos bajos en grasa.
  • Consume carnes bajas en colesterol, como bife vacuno, solomillo, lomo y carne molida que contenga un 15 por ciento de grasa o menos, o carne de pavo molida y pechuga de pollo sin piel.

Ahora que has preparado un plato delicioso y saludable para el corazón, no te sientas tentado a agregar mantequilla, salsas o aderezos que pueden ser altos en colesterol y grasas saturadas. En su lugar, prueba algunos saborizantes bajos en grasa para condimentar tu comida, como salsa, rábano picante, hierbas (orégano, albahaca, cilantro, tomillo, perejil, salvia y romero), especias (canela, nuez moscada, pimienta y pimentón), mostaza, ketchup y mayonesa descremada o reducida en grasas, yogur o salsa de soja. Para obtener más información sobre opciones culinarias saludables para el corazón, visita el sitio web de la American Heart Association en www.heart.org.

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?