Ir al contenido principal

Ganar con la pérdida de peso

jun. 19, 2019

Perder peso no es fácil. Las comidas de dos por uno nos tientan en los menús, las bebidas grandes se ven tan refrescantes y las porciones súper grandes parecen realmente apetitosas. Además, no hay escasez de libros, revistas y sitios web que promocionan la última y mayor cura para el sobrepeso. Todo puede parecer abrumador. Pero, hay esperanza. Puedes tomar medidas pequeñas y alcanzables para perder peso, y también reducir tu riesgo de desarrollar problemas de salud relacionados con el peso, como enfermedades cardíacas, diabetes, artritis y algunos cánceres.

Comer demasiado y estar físicamente inactivo resulta en un aumento de peso. Para determinar si tienes sobrepeso, estima tu índice de masa corporal (IMC), que es un cálculo de tu peso corporal en relación con tu altura. Multiplica tu peso en libras por 703 y luego divide el resultado entre tu altura en pulgadas dos veces. Un IMC de 18.5 a 25 se considera saludable; 25 a 30 es sobrepeso; 30 o más es obeso. Para mantener tu peso, debes quemar suficiente energía para igualar las calorías que comes. Para perder peso, debes usar más calorías de las que comes.

Una estrategia de control de peso puede comenzar con el establecimiento de un objetivo realista. Perder incluso unas pocas libras puede mejorar tu salud, así que comienza con una tasa segura de pérdida de peso de media a dos libras por semana. Un plan exitoso de pérdida de peso incluirá cambios en tu estilo de vida, no solo seguir una dieta. Reduce las calorías consumidas y elige alimentos de una variedad saludable de frutas, verduras y cereales integrales. Limita el consumo de alcohol que puede ser alto en calorías, pero bajo en nutrientes. Lee las etiquetas de los alimentos y presta atención al tamaño de la porción. No te dejes engañar por paquetes pequeños que se parecen a un tamaño de porción, pero en realidad pueden ser dos o más.

Incorpora el ejercicio en tu programa de pérdida de peso. No tienes que sudar para hacer un buen ejercicio. Las sesiones cortas de ejercicio durante todo el día pueden ser tan efectivas para quemar calorías como una sesión prolongada. Se recomiendan 30 minutos de actividad física moderada a intensiva diariamente para perder peso y mantener un peso saludable después de la pérdida de peso.

Si tienes al menos 100 libras de sobrepeso y experimentas dificultades u otros problemas médicos debido a tu peso, es posible que seas candidato para la cirugía de derivación gástrica. Esta cirugía reduce la cantidad de calorías ingeridas por el cuerpo ya sea al hacer que el estómago sea más pequeño o desviar parte del estómago y el intestino delgado para que se absorban menos calorías. Los pacientes que se someten a esta cirugía deben comprometerse de por vida con una dieta saludable y un régimen de ejercicio para garantizar una pérdida de peso exitosa y evitar complicaciones.

Las dietas de moda pueden ayudarte a perder peso al principio, pero rara vez tienen un efecto duradero. Ten en cuenta cuatro comportamientos comunes que pueden ayudar a garantizar el éxito de tu programa de pérdida de peso: comer una dieta baja en calorías y grasas; pesarse con frecuencia; ser físicamente activo; y no saltarse el desayuno. Recuerda que perder peso, y mantenerlo, requiere grandes cambios de estilo de vida de larga duración.

 

Regístrate para obtener consejos de salud

Accede a nuestros consejos y a la información sobre próximos eventos relacionados con el peso, los dolores, el corazón y mucho más.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?