Ir al contenido principal

Radioterapia  

Estas dos tecnologías radiológicas avanzadas benefician a los pacientes de cáncer. 

Con IMRT (radioterapia de intensidad modulada), la radiación se puede dirigir con mayor precisión en haces que se aproximan mucho a la forma del tumor. Esto permite un aumento de la dosis de radiación que evita que el tejido normal adyacente sufra daños.  

Braquiterapia implica colocar un material radiactivo directamente dentro del cuerpo. Permite al médico usar una dosis total de radiación más alta para tratar un área más pequeña, y en un tiempo más corto de lo que es posible con un tratamiento de radiación externa. La braquiterapia se puede utilizar para tratar cánceres de próstata, cuello uterino, cabeza y cuello, ovario, mama y otros.   

La braquiterapia puede ser temporal o permanente. En la braquiterapia temporal, el material radiactivo se coloca dentro o cerca de un tumor durante una cantidad específica de tiempo y luego se retira. La braquiterapia temporal se puede administrar a una tasa de dosis baja o alta. 

La  Braquiterapia permanente  consiste en implantar permanentemente pequeñas semillas radiactivas en o cerca del tumor. Después de varias semanas o meses, el nivel de radiactividad disminuye a cero. Las semillas permanecen sin efecto duradero en el paciente.  

El Centro del Cáncer está equipado con una unidad de poscarga de tasa de dosis alta (HDR) que optimiza los beneficios de la braquiterapia. Permite un tratamiento más ambulatorio, en lugar de hospitalización, en períodos más cortos. 

Llama para obtener más información: (305) 835-6000. 

 

More Information