Ir al contenido principal

El dolor crónico es uno de los problemas de salud más costosos en los Estados Unidos y puede afectar todos los aspectos de tu vida. Si te enfrentas a dolor o incomodidad constantes luego de una cirugía o enfermedad, puedes beneficiarte con un programa personalizado de manejo del dolor en el Centro de Atención al Dolor.  

Un equipo de especialistas médicos y profesionales de apoyo de muchas disciplinas abordará tus necesidades particulares a través de la utilización de una amplia variedad de tratamientos, que incluyen inyecciones epidurales de esteroides, bloqueos nerviosos, biorretroalimentación, terapia ocupacional o liberación miofascial.

Comprender tu viaje para controlar el dolor

Senior Man with Doctor

Hay poco más que pueda bajar tu espíritu como lidiar con el dolor crónico. Ya sea que tu dolor provenga de una lesión deportiva antigua, una lesión reciente, cirugía o simplemente desgaste, tu objetivo es el mismo: aliviar las molestias del dolor crónico. El enfoque de tu médico para aliviar el dolor depende en gran medida de tu causa específica, tu edad y salud. Tu médico discutirá opciones estratégicas contigo para comenzar tu retorrido de control del dolor hacia la recuperación.

Cinco enfoques comunes para el manejo del dolor

  1. Medicación. Teniendo en cuenta la crisis de opiáceos en los Estados Unidos, los médicos no están muy entusiasmados con recetar opiáceos a sus pacientes, optando más bien por recetar medicamentos no opiáceos como el ibuprofeno en dosis altas. De hecho, según los CDC, ha habido una disminución constante del 22 % en las recetas de opiáceos desde 2013.
  2. Procedimientos intervencionistas. Esta técnica incluye bloqueos nerviosos, inyecciones para aliviar el dolor, incluso estimulación eléctrica. Es una solución de mantenimiento, pero no pretende ser a largo plazo.
  3. Terapia de rehabilitación y ocupacional. Este es un punto intermedio saludable (y efectivo) que hace que empieces a tener en un papel fundamental en tu recuperación. Un fisioterapeuta trabajará contigo para ayudarte a llegar a donde necesitas estar, e incluso puedes practicar técnicas y ejercicios en casa. La terapia de rehabilitación generalmente difiere de la terapia ocupacional al abordar un evento que condujo a tu dolor o lesión, como un accidente. La terapia ocupacional te ayuda a encontrar intervenciones diseñadas para permitirte llevar una vida diaria más independiente, como el uso de un andador para aumentar la movilidad después de la cirugía. Tu éxito depende mucho de ti, así que el trabajo duro da sus frutos.
  4. Medicina alternativa complementaria. Muchos pacientes con dolor crónico encuentran alivio en la medicina alternativa calmante como la acupuntura, el yoga, así como la meditación. Estos se denominan “complementarios” porque no tienen por objeto sustituir a las técnicas tradicionales, sino ayudar en gran medida.
  5. Autogestión. Este es otro buen enfoque para las personas que quieren saber que pueden tener control sobre el resultado. La dieta y el ejercicio de bajo impacto pueden contribuir al manejo del dolor. Por ejemplo, nadar es un ejercicio maravilloso para los que sufren de dolor articular o si se han sometido a cualquier tipo de cirugía de reemplazo articular, como el reemplazo de cadera.

Sus resultados dependen de una actitud positiva y compromiso con la rehabilitación

No te desanimes. El manejo del dolor a menudo implica un período de prueba y error porque la tolerancia al dolor, las lesiones, la salud y el estilo de vida de todos son diferentes y tú también reaccionarás de manera diferente. Trabaja con tu médico para encontrar la mezcla adecuada para ti.

Encontrar un médico

¿Necesitas un médico para tu cuidado?